LEY DE CULTURA DEL ECUADOR


TÍTULO I.- DEL OBJETO, ÁMBITO, FINES Y PRINCIPIOS
Capítulo Único

Art. 1.- Del Objeto. El objeto de la presente Ley es definir las competencias y las obligaciones del Estado, los fundamentos de la política pública orientados a garantizar el ejercicio de los derechos culturales; y regular el funcionamiento e integración del Sistema Nacional de Cultura.

Art. 2.-Del Ámbito. La presente Ley es aplicable a todas las actividades vinculadas al acceso, fomento, producción, circulación y promoción de la creatividad, las artes, la innovación, la memoria social y el patrimonio cultural, así como a todas las entidades, organismos e instituciones públicas y privadas que integran el Sistema Nacional de Cultura, a las personas, comunidades, comunas, pueblos y  Nacionalidades, colectivos y organizaciones culturales que forman parte del Estado plurinacional e intercultural ecuatoriano.

Art. 3.- De los Fines. Son fines de la presente ley:
a) Fomentar el diálogo intercultural, y fortalecer la identidad plurinacional, y pluricultural en el marco del respeto a la diversidad;
b) Fomentar e impulsar la creación, difusión y valoración de los conocimientos y saberes ancestrales que forman parte de las identidades y expresiones culturales diversas;
c) Promover la independencia y particularidades del sector cultural y la libertad creativa para la producción de bienes y servicios culturales;
d) Asegurar y promover el acceso al espacio público de las diversas expresiones culturales;
e) Salvaguardar el patrimonio cultural y la memoria social, promoviendo su
investigación, recuperación, y puesta en valor;
f) Fortalecer la articulación del Sistema Nacional de Cultura con los sectores de
educación, ciencia y tecnología, turismo, producción y otros que se relacionen con
el ámbito de la cultura; y,
g) Fortalecer la institucionalidad en el sector cultural de manera desconcentrada y descentralizada y promover la utilización eficaz y eficiente de los recursos públicos
asignados a la cultura, así como su manejo transparente y la rendición de cuentas.

Art. 4.- De los Principios. La Ley Orgánica de Culturas responderá a los siguientes
principios:
a) Diversidad Cultural. Se concibe como el ejercicio de todas las personas a construir
y mantener su propia identidad cultural, a decidir sobre su pertenencia a una o varias comunidades culturales y a expresar dichas elecciones; a difundir sus propias
expresiones culturales y tener acceso a expresiones culturales diversas.
b) Transversalidad de la Interculturalidad. Favorece el diálogo de las culturas
diversas, pueblos y nacionalidades, como esencial para el ejercicio de los derechos
consagrados en la Constitución y en la presente ley, en todos los espacios y ámbitos
de la sociedad, lo que permite la construcción de nuevos sentidos y formas de
convivencia que apuntan a la transformación de inequidades históricamente
heredadas.
c) Buen vivir. Promueve una visión integral de la vida que contemple el disfrute del
tiempo libre y creativo, la valoración de los bienes relacionales, la interculturalidad,
el trabajo digno, la justicia social e intergeneracional y el equilibro con la naturaleza
como ejes transversales en todos los niveles de planificación y desarrollo.
d) Integralidad y complementariedad del sector cultural. Implica la interrelación
con educación, comunicación, ambiente, salud, inclusión social, ciencia, tecnología,
turismo, agricultura, economía y producción, entre otros ámbitos y sistemas,
teniendo en cuenta la dimensión cultural en todas las políticas públicas.
e) Identidad nacional. Se construye y afirma a través del conjunto de interrelaciones
culturales e históricas que promueven la unidad nacional y la cohesión social a
partir del reconocimiento de la diversidad.
f) Soberanía cultural. Se considera como el ejercicio legítimo para la identificación y
definición de bienes y servicios culturales nacionales, así como la protección de la
diversidad, producción cultural y creativa de carácter nacional, la memoria social y
el patrimonio cultural, frente al tráfico ilícito, la amenaza del imperialismo cultural
y de la circulación de contenidos culturales hegemónicos.
g) Igualdad real. Implica el ejercicio de los derechos culturales sin discriminación
étnica, etaria, regional, política, cultural, de género, por nacionalidad, credo,
orientación sexual, condición socioeconómica o discapacidad, y adopta medidas de
acción afirmativa de acuerdo a la Constitución.
h) Innovación. Se promueve la innovación en cultura, considerada como el proceso
creativo y colaborativo desarrollado por actores u organizaciones de los sectores de
la producción cultural y creativa, mediante el cual se introduce un nuevo o mejorado
bien, así como servicios o procesos con valor agregado, de índole simbólico o
económico, que modifica e incorpora nuevos comportamientos sociales, la
aceleración de las capacidades individuales o colectivas, satisfacción de necesidades
de la sociedad y el efectivo ejercicio de derechos.
i) Cultura viva comunitaria. Se promueve la cultura viva comunitaria, concebida
como las expresiones artísticas y culturales que surgen de las comunidades, a partir
de la cotidianidad y la vivencia de sus territorios. Es una experiencia de formación
humana, política, artística y cultural que reconoce y potencia las identidades de los
grupos poblacionales, el diálogo, la cooperación, la constitución de redes, la
coexistencia pacífica y la construcción colectiva, hacia el fortalecimiento de una
democracia participativa.
j) Especificidad. Esta Ley reconoce que las actividades, bienes y servicios culturales
son portadores de contenidos de carácter simbólico que preceden y superan la
dimensión estrictamente económica, por lo que recibirán un tratamiento especial en
la planificación y presupuestos nacionales.
k) Pro Cultura. En caso de duda en la aplicación de la presente ley, se deberá
interpretar en el sentido que más favorezca la participación de actores, gestores,
pueblos y nacionalidades, la libertad creativa y el ejercicio pleno de los derechos
culturales.

TÍTULO II.- DE LOS DERECHOS, DEBERES Y POLITICAS CULTURALES

Capítulo 1.- De los Derechos Culturales

Art. 5.-Son derechos culturales, los siguientes:
a) Del derecho a la identidad cultural. Las personas, comunidades, comunas, pueblos y
nacionalidades, colectivos y organizaciones culturales tienen derecho a construir y
mantener su propia identidad cultural y estética, a decidir sobre su pertenencia a una o
varias comunidades culturales y a expresar dichas elecciones. Nadie podrá ser objeto de
discriminación o represalia por elegir, identificarse, expresar o renunciar a una o varias
comunidades culturales.
b) Del derecho a la protección de los saberes ancestrales y diálogo intercultural. Las
personas, comunidades, pueblos y nacionalidades tienen derecho a la protección de sus
saberes ancestrales, al reconocimiento de sus cosmovisiones como formas de
percepción del mundo y las ideas; así como, a la salvaguarda de su patrimonio material
e inmaterial y a la diversidad de formas de organización social y modos de vida
vinculados a sus territorios.
c) Del derecho al uso y valoración de los idiomas ancestrales y lenguas de relación
intercultural. El Estado promoverá el uso de los idiomas ancestrales y lenguas de
relación intercultural, en la producción, distribución y acceso a los bienes y servicios; y,
fomentará los espacios de reconocimiento y diálogo intercultural.
d) Del derecho a la memoria social. Las personas, comunidades, comunas, pueblos y
nacionalidades, colectivos y organizaciones culturales tienen derecho a construir y
difundir su memoria social atendiendo sus historias y relatos bajo su propia perspectiva,
así como acceder a los contenidos que sobre ella estén depositados en las entidades
públicas o privadas.
e) Del derecho a la libertad de creación. Las personas, comunidades, comunas, pueblos
y nacionalidades, colectivos y organizaciones artísticas y culturales gozan de
independencia y autonomía para ejercer los derechos culturales, crear, poner en
circulación sus creaciones artísticas y manifestaciones culturales, así como participar y
acceder a los bienes y servicios culturales.
El Estado protegerá y promoverá la libertad de creación, estimulará la creatividad
artística y fomentará el surgimiento y desarrollo de talentos, velando por ofrecer
condiciones que impulsen su manifestación.
f) Derecho de acceso al patrimonio cultural. Todas las personas, comunidades,
comunas, pueblos y nacionalidades, colectivos y organizaciones tienen derecho a
acceder a los bienes patrimoniales materiales o inmateriales y a la información que las
entidades públicas y privadas tengan de ellas, sin más limitación que las establecidas en
la constitución y la Ley.
g) Del derecho a la formación en artes, cultura y patrimonio. Todas las personas,
comunidades, pueblos y nacionalidades, colectivos y organizaciones tienen derecho a la formación artística, cultural y patrimonial para el pleno desarrollo de la personalidad
humana en el marco de un proceso educativo integral.
Las instituciones educativas deben fomentar el desarrollo de las habilidades, destrezas y
conocimientos artísticos y culturales.
h) Derecho al uso, acceso y disfrute del espacio público. Todas las personas tienen
derecho de participar y acceder a bienes y servicios culturales diversos en el espacio
público. Se adoptarán medidas destinadas a promover la participación de la ciudadanía,
previstas en esta ley y su reglamento.
Se promueve y fomenta el uso y acceso a estos espacios de convivencia y de ejercicio
de los derechos culturales, en los que se expresa la diversidad cultural y artística, la
memoria social y la interculturalidad, ya sean de propiedad privada, estatal o
comunitaria, entre los que se encuentran calles, plazas, parques, malecones, servicios de
transporte, entorno digital, instituciones y centros educativos, de salud, comerciales, de
la memoria, de culto y, culturales, entre otros.
i) Derecho al entorno digital. Como un bien público global y abierto, la Red Global es
un entorno habilitante para la innovación sostenible y la creatividad, y un recurso
estratégico para el desarrollo de prácticas, usos, interpretaciones, relaciones y desarrollo
de medios de producción, así como de herramientas educativas y formativas, vinculadas
a los procesos de creación artística y producción cultural y creativa, tanto individual
como colectiva. Se reconoce el principio de neutralidad de la Red como base para el
acceso universal, asequible, irrestricto e igualitario a internet y a los contenidos que por
ella circulan.
j) Derecho de las personas extranjeras. En el territorio ecuatoriano se garantiza el
derecho de los extranjeros a gozar de los mismos derechos y deberes en el ámbito
cultural.
k) Derechos culturales de los ciudadanos y ciudadanas ecuatorianos en situación de
movilidad. Para mantener vínculos con sus comunidades, pueblos y nacionalidades y
para promover la difusión nacional de bienes y servicios culturales por ellos generados.
l) Derecho a disponer de servicios culturales públicos. Las personas, comunas,
comunidades, pueblos y nacionalidades tienen derecho a acceder a servicios públicos
culturales eficientes y de calidad.

Capítulo 2.- De las Garantías y Deberes Culturales

Art. 6.- De la garantía y patrocinio de los derechos culturales. Los derechos culturales
serán garantizados por el Estado y patrocinados por las entidades que conforman el Sistema
Nacional de Cultura, las cuales implementarán las acciones de orden técnico,
administrativo, financiero y legal correspondiente, de conformidad con la Ley.

Art. 7.- De los deberes y responsabilidades culturales. Todas las personas, comunidades,
pueblos y nacionalidades tienen los siguientes deberes y responsabilidades culturales:
a) Promover la unidad y la igualdad en la diversidad cultural y en las relaciones y
diálogo intercultural.
b) Participar en la protección del patrimonio cultural y la memoria social; en el
desarrollo de las artes y la creatividad; y, en la construcción de una cultura libre de
violencia, solidaria y creativa;
c) Denunciar actos que discriminen, denigren o excluyan a personas, comunidades,
pueblos o nacionalidades, en el ejercicio de sus derechos culturales;
d) Poner en conocimiento de la autoridad competente, para fines de registro e
inventario, la posesión, tenencia o hallazgo de bienes del patrimonio cultural
nacional;
e) Mantener, conservar y preservar los bienes culturales y patrimoniales que se
encuentren en su posesión, custodia o tenencia y facilitar su acceso o exhibición de
acuerdo con la Ley; y,
f) Denunciar ante las autoridades competentes todo acto de destrucción o tráfico ilícito
del patrimonio cultural.

Capítulo 3 De los fundamentos de las políticas culturales

Art. 8.-De la política cultural. La política cultural está orientada a garantizar el ejercicio
de los derechos culturales y el desarrollo de los principios constitucionales.
Las entidades, organismos e instituciones del Sistema Nacional de Cultura ejecutarán
políticas que promuevan la creación, la actividad artística y cultural, la formación, la
investigación, el fomento y el fortalecimiento de las expresiones culturales, el
mantenimiento, la conservación y la difusión del patrimonio cultural y la memoria social,
de acuerda a sus competencias.

Art. 9.-De los fundamentos de las Políticas Culturales. El Estado a través del Ministerio
de Cultura y Patrimonio desarrollará políticas culturales bajo los siguientes fundamentos,
sin detrimento de promover otros que procuren el pleno ejercicio de los derechos culturales:
a) Promover el desarrollo de capacidades y potencialidades individuales y colectivas
que posibiliten el aprendizaje, la generación y utilización de conocimientos,
técnicas, saberes, artes y cultura;
b) Propiciar el acceso, uso y disfrute del espacio público como una construcción
cultural colectiva, de encuentro común, negociación, convivencia intercultural, y
ejercicio de los derechos culturales.
c) Impulsar las expresiones culturales surgidas de procesos comunitarios, la
articulación en red de los diversos actores, colectivos y gestores culturales mediante
el diálogo de saberes y el intercambio de experiencias y, promover las identidades
culturales diversas y el diálogo intercultural;
d) Reconocer la creación artística y la producción cultural y creativa como actividades
estratégicas, en tanto generadoras de valor simbólico y económico para la sociedad,
que contribuye al cambio de la matriz productiva y a la economía del conocimiento.
e) Fomentar la innovación en cultura como un proceso transversal y sostenido que
potencia las capacidades sociales a través de la generación de nuevas condiciones de
producción, circulación y acceso a las obras artísticas y a los bienes y servicios
culturales.
f) Desarrollar e implementar acciones de gestión y fortalecimiento de la información
cultural que permitan diseñar la política pública del sector.
g) Posicionar internacionalmente la cultura ecuatoriana en los procesos de integración
regional de América Latina y el Caribe, la cooperación Sur-Sur y las relaciones
internacionales en el sistema mundo;
h) Promover la puesta en valor del patrimonio cultural y estimular la participación
privada y ciudadana en su conservación y salvaguarda y, luchar contra el tráfico
ilícito de bienes del patrimonio cultural nacional, para lo cual promoverá posiciones
unificadas a nivel regional e internacional.
i) Reconocerla participación de los colectivos y comunidades en la construcción de los
procesos dinámicos de la memoria social.

TÍTULO III.- SISTEMA NACIONAL DE CULTURA
Capítulo 1.- De lasGeneralidades, Finalidades, Conformación y Estructura del
Sistema Nacional de Cultura

Art. 10.- Del Sistema Nacional de Cultura. El Sistema Nacional de Cultura comprende el
conjunto coordinado y correlacionado de normas, políticas, instrumentos, procesos,
instituciones, entidades, organizaciones e individuos que participan en actividades
culturales, creativas, artísticas y patrimoniales para fortalecer la identidad nacional, la
formación, protección y promoción de la diversidad de las expresiones culturales,
incentivar la libre creación artística y la producción, difusión, distribución y disfrute de
bienes y servicios artísticos y culturales y, salvaguardar la memoria social y el patrimonio
cultural para garantizar el ejercicio pleno de los derechos culturales.

Art. 11.-Fines del Sistema Nacional de Cultura. El Sistema Nacional de Cultura tiene los
siguientes fines:
a) Organizar la institucionalidad del sector y optimizar la gestión pública;
b) Fortalecer la identidad nacional;
c) Proteger y promover la diversidad de las expresiones culturales a través del diálogo
intercultural, el conocimiento y reconocimiento del otro, la autovaloración y la
inclusión;
d) Salvaguardar y poner en valor el patrimonio cultural y la memoria social;
e) Democratizar el acceso a los bienes y servicios artísticos y culturales;
f) Promover la democratización del espacio público como espacio de relaciones
interculturales para el disfrute del ocio creativo, el tiempo libre y el ejercicio pleno
de los derechos culturales;
g) Dinamizar e incentivar la libre creación artística, producción, distribución y disfrute
de bienes y servicios artísticos, culturales y artesanales;
h) Impulsar y fortalecer los emprendimientos e industrias culturales y creativas;
i) Fomentar la investigación, reflexión, formación y generación de conocimientos
sobre artes, cultura, memoria social y patrimonio;
j) Impulsar la organización y la integración de los sectores del ámbito de las artes y la
cultura;y,
k) Promover las relaciones interinstitucionales, intersectoriales e internacionales.

Art. 12.- De la Conformación del Sistema Nacional de Cultura. Integran el Sistema
Nacional de Cultura todas las instituciones del ámbito cultural que reciban fondos públicos,
los Gobiernos Autónomos Descentralizados, la Casa de la Cultura Ecuatoriana “Benjamín
Carrión”, y los colectivos, gremios, asociaciones, organizaciones no gubernamentales,
actores, generadores y gestores de la cultura que se vinculen voluntariamente al sistema.

Art. 13.- De la estructura del Sistema Nacional de Cultura. El Sistema Nacional de
Cultura estará conformado por dos subsistemas compuestos por las siguientes entidades,
organismos e instituciones:
a) Subsistema de la Memoria Social, Patrimonio Cultural e Interculturalidad;
1. Instituto de la Memoria Social;
2. Instituto Nacional de Patrimonio Cultural;
3. Casa de la Cultura Ecuatoriana “Benjamín Carrión”;
4. Los museos, archivos, bibliotecas, hemerotecas, cinematecas, mediatecas,
repositorios, centros culturales y entidades de patrimonio que reciban fondos
públicos y, los que voluntariamente se vinculen al Sistema Nacional de Cultura,
previo cumplimiento de requisitos y procesos determinados por el ente rector;
5. Los Gobiernos Autónomos Descentralizados, en el ámbito de sus competencias;
6. Las demás que reciban fondos públicos.
b) Subsistema de las Artes e Innovación.
1. Instituto de Fomento para las Artes, Innovación y Creatividad;
2. Elencos Nacionales;
3. Instituto de Cine y Audiovisual;
4. Casa de la Cultura Ecuatoriana “Benjamín Carrión”;
5. Los teatros, salas audiovisuales, espacios de creación y centros culturalesque
reciban fondos públicos, y, los que voluntariamente se vinculen al Sistema
Nacional de Cultura, previo cumplimiento de requisitos y procesos
determinados por el ente rector;
6. Los Gobiernos Autónomos Descentralizados, en el ámbito de sus competencias;
7. Las demás que reciban fondos públicos.
Con el fin de garantizar el cumplimiento de los derechos culturales las entidades,
organismos e instituciones que hacen parte de los Subsistemas de la Memoria Social,
Patrimonio Cultural e interculturalidad, y de las Artes e Innovación, deberán articular y
coordinar acciones integrales con las personas, comunidades, comunas, pueblos y
nacionalidades, colectivos y organizaciones culturales que voluntariamente se vinculen.

Capítulo 2.- De la Rectoría y Competencias del ente Rector del Sistema Nacional de
Cultura

Art. 14.- De la rectoría del Sistema Nacional de Cultura. Le corresponde al Ministerio
de Cultura y Patrimonioejercer la rectoría del Sistema Nacional de Cultura.
La rectoría comprende la formulación, ejecución, monitoreo y evaluación de las políticas
públicas, planes, programas y proyectos, así como, la elaboración y ejecución
presupuestaria, que serán aplicados bajo los criterios de descentralización y
desconcentración política y administrativa, acción afirmativa y demás preceptos
establecidos en la Constitución de la República, en esta Ley y otras normas relacionadas.
El Ministerio de Cultura y Patrimonio regulará a las entidades, organismos e instituciones
que integran el Sistema Nacional de Cultura.

Art. 15.- De los deberes y atribuciones del ente rector del Sistema Nacional de
Cultura. La entidad rectora del Sistema Nacional de Cultura, tiene los siguientes deberes y
atribuciones:
a) Definir, coordinar y evaluar el cumplimiento de la política pública de las entidades
que conforman el Sistema Nacional de Cultura para garantizar el ejercicio pleno de
los derechos culturales, fortalecer la identidad nacional, proteger y promover la
diversidad de las expresiones culturales, la interculturalidad y la memoria social, e
incentivar la libre creación artística, la producción, innovación, difusión,
distribución y disfrute de bienes y servicios artísticos y culturales, y salvaguardar el
patrimonio cultural;
b) Generar la política pública para la investigación, actualización, gestión, formación,
producción, difusión y activación de la memoria social, el patrimonio cultural, las
artes y la innovación;
c) Elaborar, incentivar, fomentar y ejecutar planes, programas y proyectos que apoyen
el correcto funcionamiento del Sistema Nacional de Cultura y el ejercicio pleno de
los derechos culturales;
d) Dictar las normas, manuales, instructivos, directrices y otros instrumentos de
regulación que serán de cumplimiento obligatorio para las entidades, organismos e
instituciones del Sistema Nacional de Cultura;
e) Emitir la normativa para la acreditación, aprobación y monitoreo en materia de
incentivos para el fomento de las actividades vinculadas al Sistema Nacional de
Cultura;
f) Definir prioridades y criterios para la asignación y distribución de los recursos
destinados a los actores del Sistema Nacional de Cultura conforme a lo dispuesto en
esta Ley, los reglamentos y normativa que emita el ente rector encargado de la
Cultura y el Patrimonio;
g) Apoyar el ejercicio de las profesiones artísticas y fomentar el fortalecimiento del
talento humano con el objeto de cumplir los fines de la presente Ley;
h) Dictar los lineamientos para la creación, acreditación, y funcionamiento de los
espacios culturales y artísticos;
i) Coordinar con los Gobiernos Autónomos Descentralizados el ejercicio
descentralizado de las competencias vinculadas al Sistema Nacional de Cultura;
j) Proponer los lineamientos y estrategias para la participación del Estado en los
organismos internacionales y órganos regionales de integración en materia de
cultura, artes y patrimonio;
k) Participar y asesorar en proyectos normativos nacionales y tratados internacionales,
que tengan incidencia en el Sistema Nacional de Cultura;
l) Promover la restitución y recuperación de los bienes patrimoniales expoliados,
perdidos o degradados y asegurar el depósito legal independientemente de su
formato, ya sea impreso, audiovisual, sonoro o digital;
m) Requerir a la entidad u organismo que corresponda, adopte las medidas preventivas
o correctivas, en el control y regulación del patrimonio cultural nacional, de acuerdo
con la Ley y el reglamento;
n) Establecer incentivos y estímulos para que las personas, instituciones y empresas
promuevan, apoyen, desarrollen y financien actividades artísticas yculturales;
o) Promover la diversidad en la oferta cultural y la producción nacional de bienes y
servicios artísticos y culturales, así como su difusión masiva;
p) Gestionar la información cultural requerida por los actores del Sistema Nacional de
Cultura y realizar procesos de seguimiento y evaluación de las prácticas de
producción, circulación y dinámicas de mercados artísticos y culturales; y,
q) Las demás que se establezcan en la presente Ley.

Art. 16.- De la conformación de los consejos consultivos del ente rector de la cultura.-
El Ministerio de Cultura y Patrimonio conformará los Consejos Consultivos como
organismos de consulta, asesoría y deliberación que permitan la concertación entre el sector
público, privado, comunitario y de la economía popular y solidario en la toma de decisiones
y en la formulación de políticas públicas en materia de patrimonio cultural, memoria social,
arte, creatividad e innovación.
Los Consejos Consultivos tendrán el carácter de instancias asesoras y emitirán
recomendaciones en las políticas culturales que el Ministerio de Cultura y Patrimonio
someta a su consideración y de aquellas que sean elevadas por sus miembros a
conocimiento de los Consejos Consultivos.

TÍTULO IV.- DEL SUBSISTEMA DE LA MEMORIA SOCIAL, PATRIMONIO
CULTURAL E INTERCULTURALIDAD

Capítulo 1.- De la Composición, Finalidades y Conformación del Subsistema de la
Memoria Social, Patrimonio Cultural e Interculturalidad

Art. 17.- De la composición. El Subsistema de la memoria social, patrimonio e
interculturalidad comprende el conjunto coordinado y articulado de instituciones del ámbito
cultural que reciban fondos públicos y los colectivos, gremios, asociaciones, organizaciones
no gubernamentales y demás personas relacionadas que se vinculen voluntariamente, que
participan en tareas relacionadas a la activación de la memoria social y a la protección y
difusión del patrimonio cultural.
La memoria social es la construcción colectiva mediante la resignificación de hechos y
vivencias socialmente compartidas por personas, comunidades, pueblos y nacionalidades,
en la identificación, reconocimiento y activación, que desde el presente hacen las
sociedades por reivindicar acontecimientos, sucesos y momentos de trascendencia histórica
o social, que afirman su identidad.
La memoria social se pone en valor en repositorios, museos, archivos y bibliotecas, así
como en el espacio público.
El Patrimonio Cultural es el conjunto dinámico, integrador y representativo de bienes y
prácticas sociales, creadas, mantenidas, transmitidas y reconocidas por las personas,
comunidades, comunas, pueblos y nacionalidades, colectivos y organizaciones culturales.

Art. 18.- De las finalidades. El Subsistema de la Memoria Social, Patrimonio Cultural e
Interculturalidad tiene las siguientes finalidades:
a) Promover la gestión sistémica e integrada entre el patrimonio cultural y la memoria
social, de tal manera que el contenido no se desvincule de su soporte y contexto, en
función de crear sinergias y potencialidades;
b) Articular la institucionalidad vinculada a la protección y conservación de los bienes
del patrimonio cultural y a los repositorios de la memoria social para optimizar la
gestión pública;
c) Promover la preservación, conservación, recuperación y salvaguarda del patrimonio
cultural, así como la activación de la memoria social para el fortalecimiento de la
identidad cultural y su conocimiento por parte de las futuras generaciones;
d) Fomentar la participación de las personas, comunidades, pueblos y nacionalidades
en la construcción, conocimiento y acceso a la memoria social y patrimonio
cultural, en la diversidad de sus interpretaciones y resignificaciones;
e) Estimular y facilitar la participación de comunidades, pueblos, nacionalidades y
colectivos en el diálogo intercultural en los escenarios de la memoria social,
archivos, bibliotecas y museos, así como en la identificación de su propio
patrimonio cultural; y,
f) Promover el diálogo intercultural y el uso de idiomas y lenguas de pueblos y
nacionalidades como elemento fundamental de la memoria social y patrimonio
cultural.

Capítulo 2.- Del Instituto de la Memoria Social

Art. 19.- De su naturaleza. El Instituto de la Memoria Social es una entidad de derecho
público, con autonomía administrativa y financiera, adscrita al Ministerio de Cultura y
Patrimonio.

Art. 20.- De la finalidad. El Instituto de la Memoria Social, tiene como finalidad
promover, reconocer, difundir yactivarla memoria social.
Al Instituto de Memoria Social le corresponde la gestión, planificación y actualización de
los repositorios de la memoria social; el control y regulación técnica que asegure, la
protección de los bienes en los museos, archivos y bibliotecas; la calidad de los servicios
públicos y el acceso ciudadano a los contenidos culturales.

Art. 21.- De sus atribuciones. Le corresponde al Instituto de la Memoria Social lo
siguiente:
a) Ejecutar las políticas públicas de fortalecimiento, conservación y actualización de
repositorios, bibliotecas, museos y archivos, que permitan el ejercicio pleno de los
derechos culturales, la participación ciudadana y el diálogo intercultural.
b) Coordinar y articular las entidades adscritas como el Archivo Histórico Nacional, la
Biblioteca Nacional Eugenio Espejo, el Museo Nacional y la Corporación Ciudad
Alfaro;
c) Gestionar los repositorios pertenecientes al Ministerio de Cultura y Patrimonio,
distribuida en archivos, museos, incluidos los arqueológicos de sitio y bibliotecas;
d) Recopilar, custodiar, procesar y poner en uso social los materiales audiovisuales,
fondos, documentos, testimoniales, sonoros, digitales, entre otros, que recojan
elementos de memoria social;
e) Hacer el expediente técnico y solicitar al Ministerio de Cultura y Patrimonio, el
reconocimiento a los espacios, procesos o documentos relevantes para la memoria
social ecuatoriana. Deberá asegurarse que tal reconocimiento no menoscabe la
dinámica propia de los procesos sociales;
f) Promover que los distintos contenedores de la memoria social se articulen en redes
de bibliotecas, archivos, museos, áreas arqueológicas y demás espacios de memoria
social;
g) Coordinar con las instituciones competentes el depósito legal de impresos, así como
el de producciones sonoras, audiovisuales o cinematográficas nacionales, el que se
depositará de acuerdo a su naturaleza en el repositorio correspondiente, previo a su
circulación o comercialización, en las condiciones establecidas por el reglamento de
la presente Ley;
h) Promover la colaboración con entidades académicas y comunitarias, para la
actualización de la memoria social;
i) Coordinar y gestionar con los demás organismos del Estado, instituciones
académicas públicas o privadas, los programas relativos a las fechas cívicas,
conmemorativas y de memoria social;
j) Proponer las regulaciones técnicas necesarias para el correcto funcionamiento de los
repositorios de la memoria social, museos, archivos, bibliotecas, a fin de ser
aprobadas por el Ministerio de Cultura y Patrimonio;
k) Análisis y gestión de riesgo de contenedores y repositorios de la memoria social;
l) Controlar técnicamente la calidad de los servicios culturales en todos los
repositorios, museos, archivos, bibliotecas incluidos los de gestión privada, así
como asegurar el derecho de acceso público de la ciudadanía a los mismos;
m) Proveer al Ministerio de Cultura y Patrimonio de los insumos para la formulación de
políticas públicas de memoria social;
n) Articular los Sistemas Ecuatorianos de Museos, Archivos Históricos y, Bibliotecas;
o) Coordinar con los Gobiernos Autónomos Descentralizados y orientar la adecuada
gestión de los repositorios de la memoria social bajo su jurisdicción y competencia;
p) Brindar asesoría técnica a las entidades públicas y privadas que lo requieran en
materia de repositorios, museos, archivos, bibliotecas y procesos de memoria social;
q) Desarrollar políticas de uso y valoración de las lenguas oficiales de relación
intercultural y las lenguas ancestrales según la pertinencia del territorio; y,
r) Las demás que se establezcan en la presente Ley.

Art. 22.- Del Director Ejecutivo. El Instituto de la Memoria Social estará representado legal,
judicial y extrajudicialmente por el Director Ejecutivo, quien será designado para un
periodo de 4 años por el Ministro de Cultura y Patrimonio de entre los tres aspirantes mejor
puntuados de la convocatoria pública, de conformidad con el reglamento respectivo.

Art. 23.- De los Consejos consultivos del Instituto de la Memoria Social.- El Instituto de
la Memoria Social conformará como organismos de consulta, asesoría y deliberación los
siguientes:
a) Museos;
b) Bibliotecas;
c) Archivos;
d) Interculturalidad; y,
e) Los demás que el Ministerio de Cultura y Patrimonio establezca.
Los Consejos Consultivos tendrán el carácter de instancias asesoras y emitirán
recomendaciones en las políticas culturales implementadas por el Instituto de la Memoria
Social.
Los mecanismos de funcionamiento de los Consejos Consultivos serán establecidos en el
reglamento que se emita para el efecto.

Capítulo 3.- De los Repositorios de la Memoria Social: Museos, Archivos y Bibliotecas

Art. 24.- De los repositorios de la Memoria social. Son repositorios de la memoria social
los centros organizados que custodian y disponen de acervos documentales en varios
soportes que incluyen museos, archivos, hemerotecas, mediatecas, cinematecas, fonotecas,
entre otros.

Art. 25.- Del carácter nacional de los repositorios. El Ministerio de Cultura y Patrimonio
resolverá el carácter nacional de los repositorios de la memoria social y autorizará la
creación de sus sedes.
El Museo Nacional, la Biblioteca Nacional Eugenio Espejo, el Archivo Histórico Nacional,
la Corporación Ciudad Alfaro son entidades operativas desconcentradas adscritas y
reguladas por el Instituto de la Memoria Social, cuyas máximas autoridades serán
designadas por el titular del Ministerio de Cultura y Patrimonio.
El Museo Nacional tendrá sedes en las ciudades de Quito, Guayaquil y Cuenca. Las
colecciones constituyen un solo bien para efecto jurídico, con carácter indivisible,
inalienable e imprescriptible de manera que los objetos culturales que la integran son de
pertenencia del Estado, gestionados de manera desconcentrada.

Art. 26.- De los museos. Se considera a los museos como instituciones al servicio de la
sociedad y la comunidad, abiertos al público, que adquieren, conservan, estudian, exponen
y difunden bienes culturales y patrimoniales de una manera pedagógica y recreativa. Los
museos son espacios en contante debate de prácticas simbólicas, que se construyen de
manera participativa, a partir del uso crítico de las representaciones y del patrimonio.

Art. 27.-Del Sistema Ecuatoriano de Museos. El Sistema Ecuatoriano de Museos, SIEM,
estará integrado por el Museo Nacional, los museos públicos en todos los niveles de
gobierno, los eclesiásticos, comunitarios y privados que voluntariamente quieran formar
parte del sistema.

Art. 28.- De la gestión y desarrollo de los museos. El Ministerio de Cultura y Patrimonio
aprobará la política pública referente a la gestión y desarrollo de museos a nivel nacional,
incluidos los de arqueológicos de sitio y a través del Instituto de la Memoria Social
cumplirá lo siguiente:
a) Implementar la política pública para asegurar la calidad del servicio y accesibilidad
de los museos a nivel nacional, así como para la adquisición, conservación,
investigación, exposición y difusión de sus fondos, reservas y colecciones;
b) Diseñar e implementar planes, programas y proyectos nacionales para el desarrollo
y gestión de museos, y promoverá la participación del sector privado para su
sostenimiento;
c) Supervisar el registro, inventario, catalogación y digitalización de los bienes
culturales y patrimoniales de los fondos y reservas de los museos de administración
directa;
d) Supervisar y controlar la calidad de los servicios en museos a nivel nacional, a
través de mecanismos de certificación;

Art. 29.-De los archivos históricos. Se considera el conjunto de documentos producidos y
recibidos por una institución pública o privada, persona natural o jurídica, en el ejercicio de
sus funciones, que han terminado su ciclo vital. Los repositorios de archivos históricos
como espacios de investigación y conservación de la memoria social, mediante el registro
de los procesos históricos recopilados en sus acervos de patrimonio documental.
Es deber del Ministerio de Cultura y Patrimonio, generar políticas públicas para la
conservación, valoración y uso del patrimonio documental contenidas en los archivos
históricos.

Art. 30.- Del Sistema Ecuatoriano de Archivos Históricos. El Sistema Ecuatoriano de
Archivos Históricos, SEAH, estará integrado por el Archivo Histórico Nacional, las
entidades públicas que mantengan documentación histórica, patrimonial o de interés para la
memoria social, incluidas las privadas, eclesiásticas y comunitarias que se incorporen al
sistema de manera voluntaria. Este sistema se articulará a su vez con el sistema de gestión
documental a la que corresponden los archivos activos e intermedios.

Art. 31.- De la gestión y desarrollo de los archivos históricos. El Ministerio de Cultura y
Patrimonio elaborará política pública referente a la gestión y desarrollo de los archivos
históricos y, a través del Instituto de la Memoria Social, lo siguiente:
a) Implementar políticas para la conservación, investigación, desarrollo, accesibilidad
y difusión de los fondos documentales de los archivos históricos;
b) Desarrollar e implementar estándares, normativas y manuales para la gestión
documental de los archivos históricos, que incluya procesos técnicos archivísticos
de inventario, registro, catalogación, conservación, restauración, prevención y
mitigación de riesgos, reprografía y digitalización de los acervos documentales;
c) Garantizar el acceso público a la información documental de carácter histórico, en el
marco del tránsito hacia una sociedad del conocimiento y del ejercicio de los
derechos colectivos relacionados al fortalecimiento de la identidad, la
interculturalidad y memoria social de las comunidades, pueblos y nacionalidades
del Ecuador;
d) Desarrollar e implementar programas para el fomento de investigación de fuentes
documentales que representen las distintas manifestaciones culturales y el
afianzamiento de la memoria social del Ecuador;
e) Asegurar el mantenimiento o conservación de la documentación histórica, a lo largo
de toda la vida del documento, para lo cual solicitará se adopten medidas
preventivas o correctivas en los archivos activos o intermedios, así como participar
de los procesos de expurgo;
f) Combatir el tráfico ilícito del patrimonio documental, así como propiciar el retorno
de archivos, legajos o fondos de la historia y memoria social ecuatoriana; y,
g) Desarrollar políticas de uso y valoración de las lenguas oficiales de relación
intercultural y las lenguas ancestrales según la pertinencia del territorio.

Art. 32.- De las bibliotecas. Se considera biblioteca a un centro organizado que custodia y
dispone de acervos bibliográficos y documentales en varios soportes que incluyen
repositorios de hemeroteca, mediatecas, cinematecas, fonotecas, archivos digitales, entre
otros, que satisfacen la necesidad de información, educación, investigación y conocimiento
de la ciudadanía. Así también son considerados como espacios públicos de encuentro,
relacionamiento, promoción y gestión cultural e intercultural.
Es deber del Estado a través de Ministerio de Cultura y Patrimonio generar políticas
públicas para la correcta gestión, valoración, accesibilidad, desarrollo y uso público de las
bibliotecas a nivel nacional.

Art. 33.- Del Sistema Ecuatoriano de Bibliotecas. El Sistema Ecuatoriano de Bibliotecas
SIEB, estará integrado por la Biblioteca Nacional, las bibliotecas públicas, escolares,
universitarias, especializadas e históricas, ya sea que se encuentren administradas por el
Gobierno Central, los Gobiernos Autónomos Descentralizados, las universidades, la iglesia,
las comunidades y las personas naturales o jurídicas de derecho privado que
voluntariamente quieren formar parte del sistema.

Art. 34.- De la gestión y desarrollo de las bibliotecas. El Ministerio de Cultura y
Patrimonio elaborará política pública referente a la gestión y desarrollo de las bibliotecas, y
a través del Instituto de la Memoria Social, lo siguiente:
a) Impulsar el desarrollo del pensamiento crítico a través del plan nacional de lectura,
así como garantizar el acceso libre y uso de la información y conocimiento en
bibliotecas;
b) Promover planes, programas y proyectos para la puesta en valor de bibliotecas y la
circulación de contenidos bibliográficos;
c) Desarrollar e implementar políticas, estándares y normativas en la gestión de
bibliotecas, que incluyan procesos técnicos de consulta, préstamo a domicilio,
inventario, registro, mantenimiento, conservación, restauración, difusión,
prevención y mitigación de riesgos y, digitalización bibliográfica, actualización
tecnológica;
d) Desarrollar políticas de uso y valoración de las lenguas oficiales de relación
intercultural y de las lenguas ancestrales según la pertinencia territorial; y,
e) Estimular el libre acceso al soporte y a la consulta bibliográfica en los contenedores
y en domicilio, promoviendo el uso de estantería abierta, cuyo rango de pérdida
tolerable se establecerá en el reglamento de la presente Ley.
Capítulo 4.- Instituto Nacional de Patrimonio Cultural

Art. 35.- De la naturaleza. El Instituto Nacional de Patrimonio Cultural es una entidad
pública de investigación y control técnico del patrimonio cultural, con autonomía financiera
y administrativa, adscrita al Ministerio de Cultura y Patrimonio.
El Instituto Nacional de Patrimonio Cultural tendrá su sede principal en la ciudad de Quito
y mantendrá presencia zonal en el territorio nacional.

Art. 36.- De la finalidad. El Instituto Nacional de Patrimonio Cultural tiene como
finalidad el desarrollo de la investigación y el ejercicio del control técnico del patrimonio
cultural, para lo que deberá atender y coordinar la política pública emitida por el Ministerio
de Cultura y Patrimonio.

Art. 37.-De las atribuciones y deberes. El Instituto Nacional de Patrimonio Cultural, tiene
entre sus atribuciones y deberes las siguientes:
a) Investigar y supervisar las investigaciones sobre el patrimonio cultural, para lo cual
podrá coordinar con las universidades nacionales o extranjeras;
b) Articular con las universidades nacionales o extranjeras aspectos vinculados a su
función;
c) Desarrollar y alimentar los catálogos de servicios de su competencia en el Sistema
Integral de Información Cultural;
d) Registrar e inventariar el patrimonio cultural nacional, así como supervisar que los
Gobiernos Autónomos Descentralizados Municipales, desarrollen este registro e
inventario de manera técnica y responsable a través del procedimiento y
metodología que establezca este Instituto. Esta información formará parte del
Sistema Integral de Información Cultural SIIC;
e) Coordinar, supervisar y orientar a los Gobiernos Autónomos Descentralizados de
manera técnica en el ejercicio de sus competencias;
f) Comunicar al Ministerio de Cultura y Patrimonio, mediante informes técnicos
cuando se haya producido violaciones a la presente Ley por los Gobiernos
Autónomos Descentralizados o las instituciones públicas o privadas, que impliquen
evidente descuido, destrucción total o parcial de bienes patrimoniales, a fin de que
se tomen las medidas sancionatorias y administrativas correspondientes;
g) Realizar el análisis de riesgos sobre eventos naturales y antrópicos que puedan
afectar el patrimonio cultural nacional;
h) Poner en conocimiento y solicitar al Ministerio de Cultura y Patrimonio que se
disponga la suspensión de obras que puedan afectar la integridad de los bienes del
patrimonio cultural;
i) Formular y proponer para aprobación del Ministerio de Cultura y Patrimonio las
normas técnicas correspondientes a su gestión y competencia para la protección y
conservación del patrimonio cultural;
j) Ser contraparte técnica del Ministerio de Cultura y Patrimonio en los Tratados,
Convenios y Convenciones Internacionales sobre la materia;
k) Ejercer el control técnico frente al tráfico ilícito de bienes del patrimonio cultural;
l) Gestionar la investigación y el control técnico en coordinación con el Instituto de la
Memoria Social el Sistema Ecuatoriano de Áreas Arqueológicas y Paleontológicas; y,
m) Coordinar y supervisar las entidades operativas desconcentradas adscritas, como el
CIDAP.
n) Las demás que se establezcan en la presente Ley.

Art. 38.- El Directorio del Instituto Nacional de Patrimonio Cultural. El directorio del
INPC estará conformado de la siguiente manera:
a) Ministro de Cultura y Patrimonio o su delegado;
b) Secretario Nacional de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación o su
delegado;
c) El delegado que designe el Presidente Constitucional de la República del Ecuador;
d) El delegado del representante legal de la institución de educación superior que
disponga a la fecha la mayor puntuación realizada por parte del Consejo de
Evaluación, Acreditación y Aseguramiento de la Calidad de la Educación Superior
– CEAACES, conforme competencia en el área de actuación del Instituto Nacional
de Patrimonio Cultural; quien actuará con voz pero sin voto.
El Director Ejecutivo actuará como secretario del Directorio, con voz pero sin voto.
Las atribuciones y deberes del Directorio se establecerán en el reglamento correspondiente.

Art. 39.- De los deberes y atribuciones del Directorio del Instituto Nacional de
Patrimonio Cultural. El Directorio del Instituto Nacional de Patrimonio Cultural tendrá
los siguientes deberes y atribuciones:
a) Conocer y aprobar programas, proyectos y demás actuaciones que resulten de las
investigaciones, análisis y estudios que realice el Instituto;
b) Aprobar los planes operativos, el presupuesto anual y las metas e indicadores de
gestión;
c) Promover, articular, coordinar e implementar las acciones del gobierno nacional
relativas al patrimonio cultural;
d) Establecer los mecanismos para requerir y procesar la información relativa al
patrimonio cultural y su articulación con el Sistema de Información Cultural; y
e) Emitir criterios técnicos para la suspensión de obras que puedan afecta la integridad
de los bienes del patrimonio cultural.

Art. 40.- Del Director Ejecutivo del Instituto Nacional de Patrimonio Cultural. El
Instituto Nacional de Patrimonio Cultural estará representado legal, judicial y
extrajudicialmente por el Director Ejecutivo, quien será designado para un periodo de 4
años por el Ministro de Cultura y Patrimonio de entre los tres aspirantes mejor puntuados
de la convocatoria pública, de conformidad con el reglamento respectivo.

Capítulo 5.- Del Sistema Ecuatoriano de Área Arqueológicas y Paleontológicas

Art. 41.-Del Sistema Ecuatoriano de Áreas Arqueológicas y Paleontológicas. El Sistema
Ecuatoriano de Áreas Arqueológicas y Paleontológicas SEARQ, esta conformado por todos
los sitios y áreas arqueológicas y paleontológicas en el territorio nacional, bajo la
supervisión, control técnico e investigación a través del Instituto Nacional de Patrimonio
Cultural.

Art. 42. De la gestión de las Áreas Arqueológicas y Paleontológicas. El Ministerio de
Cultura y Patrimonio aprobará la política pública referente a la gestión de áreas y sitios
arqueológicos. El Sistema Ecuatoriano de Aéreas Arqueológicas y Paleontológicas tendrá
una co-dirección, regulación y gestión compartida entre el Instituto de la Memoria Social y
el Instituto Nacional de Patrimonio Cultural.
El Instituto de Memoria Social gestionará y supervisará la administración de los museos de
sitio de las áreas y sitios arqueológicos y paleontológicos, de acuerdo a la normativa
establecida en la presente Ley y su reglamento.

Capítulo 6.- Del Patrimonio Cultural

Art. 43.- De los bienes que conforman el patrimonio cultural. Los bienes que conforman
el patrimonio cultural del Ecuador son tangibles e intangibles y, cumplen una función social
derivada de su importancia histórica, artística, científica o simbólica, así como por ser el
soporte de la memoria social para la construcción y fortalecimiento de la identidad nacional
y de la interculturalidad.

Art. 44.- Del patrimonio tangible o material. Son los elementos materiales, muebles e
inmuebles, que han producido las diversas culturas del país y que tienen una significación
histórica, artística, científica o simbólica para la identidad de una colectividad y del país. El
patrimonio cultural tangible puede ser: arqueológico, artístico, tecnológico, arquitectónico,
industrial, contemporáneo, funerario, ferroviario, subacuático, documental, bibliográfico,
fílmico, fotográfico, paisajes culturales urbanos, rurales, fluviales y marítimos, jardines,
rutas, caminos e itinerarios y en general todos aquellos elementos cuya relevancia se
inscriba en la definición indicada.

Art. 45.- Del patrimonio intangible o inmaterial. Son todos los valores, conocimientos,
sabidurías, tecnologías, formas de hacer, pensar y percibir el mundo, y en general las
manifestaciones que identifican culturalmente a las personas, comunidades, pueblos y
nacionalidades que conforman el Estado intercultural, plurinacional y multiétnico
ecuatoriano.

Capítulo 7.- De la forma de Incorporarlos al Patrimonio Cultural

Art. 46.- De acuerdo a su forma de incorporarlos al patrimonio cultural. Son bienes
del patrimonio cultural nacional, los reconocidos como tales por esta Ley y, los declarados
por acto administrativo por el Ministerio de Cultura y Patrimonio.
Estos bienes del patrimonio cultural nacional se sujetan al Régimen de Protección
establecido en esta Ley y su reglamento.

Art. 47.- De los bienes y objetos pertenecientes al patrimonio cultural. En virtud de la
presente Ley se reconocen como patrimonio cultural nacional y por tanto no requieren de
otra formalidad, aquellos bienes que cumplan con las siguientes consideraciones:
a) Los objetos de formas de vida zoológica y botánica fosilizada o mineralizada, sitios
o lugares paleontológicos como bosques petrificados, debiendo definirse el entorno
natural y cultural necesario para dotarles de unidad paisajística para una adecuada
gestión integral, misma que será articulada con el organismo competente;
b) Los bienes inmuebles o sitios arqueológicos de la época prehispánica y colonial, sea
que se encuentren completos o incompletos, a la vista, sepultados o sumergidos,
consistentes en yacimientos, monumentos, fortificaciones, edificaciones,
cementerios y otros, así como el suelo y subsuelo adyacente. Se deberá delimitar el
entorno natural y cultural necesario para dotarlos de unidad paisajística para una
adecuada gestión integral;
c) Los objetos arqueológicos como osamentas y fósiles humanos y utensilios de
piedra, cerámica, madera, metal, textil o en cualquier otro material provenientes de
la época prehispánica y colonial, a la vista o sepultados o sumergidos, completos o
incompletos, descubiertos o por descubrir, sin importar su tenencia pública o
privada, incluidos los que se encontrasen en el exterior, pertenecientes o atribuidos a
las culturas o nacionalidades de ocupación territorial;
d) Los sitios, estructuras, edificaciones, objetos y restos humanos, medios de
transporte y su cargamento o cualquier contenido y los objetos de carácter histórico
que conforman el patrimonio cultural subacuático, junto con el contexto
arqueológico y natural, localizado en la zona económica exclusiva y la plataforma
continental, independientemente de su procedencia, si tienen por lo menos cien años
de estar sumergidos;
e) Las edificaciones y conjuntos arquitectónicos como templos, conventos, capillas,
casas, grupos de construcciones urbanos y rurales como centros históricos, obrajes,
fábricas, casas de hacienda, molinos, jardines, caminos, parques, puentes, líneas
férreas de la época colonial y republicana construidos hasta 1940;
f) Los bienes muebles de la época colonial y republicana con al menos cien años de
antigüedad como dibujos, pinturas, esculturas, monedas, medallas, talla, objetos de
orfebrería, cerámica, madera o cualquier otro material que se haya construido en
dichas épocas;
g) Los objetos de uso artesanal, industrial o mecánico que cuenten con al menos cien
años de antigüedad como herramientas y maquinaria agrícola e industrial, trapiches,
alambiques, relojes, campanarios, telares, mobiliario urbano y público y otros de
similar naturaleza;
h) Los documentos históricos, completos o incompletos, individuales o en colecciones
como manuscritos o impresos, libros, mapas, partituras musicales, telegramas, y
cualquier otro documento, a excepción de los meramente administrativos, que tenga
interés histórico, simbólico, cultural, artístico, numismático, filatélico, científico o
para la memoria social, que tenga más de 50 años de haber sido producido, incluido
aquellos considerados como reservados, sin restricción o menoscabo de los
derechos de autor y propiedad;
i) Los documentos fílmicos, sonoros, visuales y audiovisuales, las fotografías,
negativos, archivos audiovisuales magnéticos, digitales que tenga interés histórico,
simbólico, cultural, artístico, científico o para la memoria social, y en general
documentos en cualquier tipo de soporte que tengan más de 30 años, sin restricción
o menoscabo de los derechos de autor y propiedad;
j) Las colecciones y objetos etnográficos significativos para la interpretación de las
culturas y tradición histórica, tales como vestimenta, útiles domésticos,
herramientas, armas, entre otros, que sean reunidos por el Estado a través de sus
diferentes funciones, instituciones y niveles de gobierno, así como por la academia
pública o privada; y,
k) Los fondos y repositorios documentales, archivísticos y bibliográficos históricos
constituidos desde el Estado a través de sus diferentes funciones, instituciones y
niveles de gobierno, así como por la academia pública o privada.

Art. 48.- De la declaratoria de bienes patrimoniales nacionales. En todos los casos no
previstos para el reconocimiento de bienes del patrimonio cultural nacional por disposición
de la Ley, deberá mediar una declaratoria por parte del Ministerio de Cultura y Patrimonio.
La declaratoria como bien del patrimonio cultural nacional, conlleva la incorporación del
mismo a un régimen de protección y salvaguarda especial por parte del Estado, en sus
diferentes niveles de gobierno y en función de sus competencias.

Art. 49.- Del proceso de declaratoria de bienes del patrimonio cultural nacional. El
proceso de declaratoria es de carácter reglado, técnico y metodológico, emitido por el
Ministerio de Cultura y Patrimonio; se realizará sobre la base de un informe técnico emitido
por el Instituto Nacional de Patrimonio Cultural, el que considerará el carácter progresivo y
dinámico de los conceptos y bienes emergentes que se califican como patrimonio cultural
por cada sociedad y tiempo.

Art. 50.- De la protección inmediata. Las declaratorias de los bienes del patrimonio
cultural nacional permiten la protección inmediata de los mismos, por lo que el organismo
competente deberá ocuparse de manera prioritaria de aquellos que se encuentren en riesgo o
vulnerabilidad, emitiendo medidas de protección o salvaguarda.

Art. 51.- De la elaboración de planes integrales. Toda declaratoria de conjunto, tramos o
itinerarios culturales, ya sea sobre paisajes rurales, urbanos, fluviales o marítimos, rutas,
caminos, centros históricos, arquitectónicos o monumentales, incluido geografías sagradas,
arquitectura moderna y contemporánea, patrimonio industrial, funerario, entre otros, deberá
dotarse de planes integrales de gestión, conservación, protección y salvaguarda.

Art. 52.- De los criterios generales de declaratorias de patrimonio cultural. El
Ministerio de Cultura y Patrimonio definirá los criterios generales para posibilitar las
declaratorias de patrimonio cultural, desarrollará metodologías que posibiliten la
articulación con los diferentes niveles de gobierno, la sociedad y la academia.

Art. 53.- De las colecciones como bienes del patrimonio cultural. La declaración puede
afectar a un bien o a varios reunidos en una colección cuando así lo determine la entidad
encargada de la investigación del patrimonio cultural.
La colección así declarada constituye un solo bien para efectos jurídicos, con carácter
indivisible, de manera que los objetos muebles que la integran sólo pueden ser adjudicados
a diferentes personas o conservados o exhibidos por separado con la autorización expresa
del Ministerio de Cultura y Patrimonio.

Art. 54.- Del régimen transitorio de protección. Cuando se trate de declaratorias del
patrimonio cultural sobre bienes tangibles o materiales, el proceso comenzará de oficio o a
petición de parte y necesariamente con la individualización del bien a través de un registro
de bienes de interés patrimonial por parte del Instituto Nacional de Patrimonio Cultural.
Dicho acto conlleva la aplicación del régimen general de protección de manera transitoria
hasta por dos años, tiempo en el cual deberá definirse su incorporación o no al patrimonio
cultural nacional.

Art. 55.- De las declaratorias de arte moderno o contemporáneo. Las declaratorias
patrimoniales que se realicen sobre obras de arte moderno o contemporáneo, deberán
necesariamente realizarse sobre bienes individuales o series que sean considerados como
indivisibles, sobre la base de un expediente técnico debidamente fundamentado con la
participación de especialistas en museología, curaduría, historia o crítica del arte.

Art. 56.- De los bienes del patrimonio que se encuentran en riesgo. Los Gobiernos
Autónomos Descentralizados Municipales, a fin de precautelar los bienes patrimoniales en
su jurisdicción territorial que se encuentren en riesgo por destrucción o abandono, podrán
declararlo de utilidad pública y expropiar dichos bienes a sus propietarios, con un
porcentaje de reducción sobre el precio comercial, para lo cual, de no mediar
reconocimiento nacional, podrá realizar declaratorias de patrimonio cultural sobre aquellos
inmuebles históricos o culturales.
El porcentaje de reducción se determinará en el reglamento correspondiente.
En caso de duda de que un bien pertenezca al patrimonio cultural nacional, se estará a lo
resuelto por el Ministerio de Cultura y Patrimonio.

Capítulo 8.- Del Régimen General de Protección de los Bienes Patrimoniales

Art. 57.- De la titularidad y posesión de los bienes del patrimonio cultural. Los bienes
del patrimonio cultural nacional de titularidad y posesión pública son inalienables,
inembargables e imprescriptibles. Podrán ser gestionados de acuerdo con la Ley y el
Reglamento.

Art. 58.- De los bienes del patrimonio cultural nacional objetos de transferencia de
dominio. Los bienes del patrimonio cultural nacional en propiedad o posesión privada, a
excepción de los objetos arqueológicos y paleontológicos cuya titularidad la mantiene el
Estado, por efecto de esta ley podrán ser objetos de transferencia de dominio, debiendo
registrar este acto bajo la normativa que se dicte para el efecto.
Los sitios arqueológicos o paleontológicos que se encuentren en propiedad pública o
privada deberán ser delimitados y estarán sujetos a la protección de esta ley, a las
disposiciones que se dicten en el reglamento y a las ordenanzas municipales de protección.
El Estado tendrá derecho de prelación para la adquisición de los bienes del patrimonio
cultural nacional.

Art. 59.- De la obligación de protección de los bienes del patrimonio cultural nacional.
Todos los titulares de cualquier derecho real, administradores, tenedores, poseedores y en
general cualquier persona natural o jurídica que tenga bajo su cargo o responsabilidad,
bienes pertenecientes al patrimonio cultural nacional, tiene la obligación de protegerlos,
conservarlos, restaurarlos y podrán ponerlos en valor social previa autorización de la
autoridad competente del Sistema Nacional de Cultura.

Art. 60.- De la prohibición de destrucción de los bienes del patrimonio cultural
nacional. Se prohíbe la destrucción total o parcial de bienes del patrimonio cultural
nacional. Cuando se trate de edificaciones patrimoniales se promoverá su conservación y
rehabilitación. Al tratarse de refuncionalización de edificaciones patrimoniales para usos
contemporáneos, ya sean residenciales, culturales, educativos, comerciales o
administrativos, deberá mediar un proceso social, evitando menoscabar su integridad física
o su significado, y priorizando los usos culturales frente a otros usos.
Los Gobiernos Autónomos Descentralizados Municipales y el Gobierno Nacional
impulsarán la participación de los sectores sociales y ciudadanos para definir las
intervenciones patrimoniales, así como promover la intervención del sector privado,
mediante incentivos, planes, programas y proyectos.

Art. 61.- De la accesibilidad a los bienes del patrimonio cultural. Todos los titulares de
cualquier derecho real, administradores, tenedores, poseedores y en general cualquier
persona natural o jurídica, pública o privada que tenga bajo su cargo bienes del patrimonio
cultural nacional, deberán facilitar el acceso a los bienes y a la información sobre éstos, a
los servidores públicos e investigadores debidamente autorizados por la entidad competente
para efectuar el registro, inventario, investigación y control del patrimonio cultural; así
como, posibilitar su exhibición pública en condiciones de seguridad y beneficio mutuo
acordadas con la administración.

Art. 62.- De la adopción de medidas precautelatorias. El Ministerio de Cultura y
Patrimonio está facultado para exigir a las instituciones del sector público y a los Gobiernos
Autónomos Descentralizados, la adopción de medidas precautelatorias, preventivas y
correctivas, para la protección y conservación del patrimonio cultural nacional, en arreglo a
la presente Ley, su reglamento y a la política pública nacional.
De igual manera, podrá exigir a los propietarios, administradores, tenedores, poseedores y
en general a cualquier persona natural o jurídica que tenga bajo su cargo bienes
pertenecientes al patrimonio cultural, la adopción de medidas necesarias para su debida
protección y conservación, en arreglo a la presente Ley, su reglamento y a la política
pública nacional.
El incumplimiento de tales disposiciones será sancionado de acuerdo a las disposiciones
establecidas en la Ley.

Art. 63.- De la intervención de los bienes del patrimonio cultural nacional. Toda
intervención de los bienes del patrimonio cultural nacional deberán sujetarse a los
principios técnicos nacionales e internacionales de conservación y consolidación y dejar
reconocibles las adiciones que se realicen. Toda intervención necesitará autorización previa
de la autoridad competente del Sistema Nacional de Cultura.

Art. 64.- De la conservación y restauración de los bienes muebles del patrimonio
cultural. Para realizar obras de conservación, restauración o reparación de bienes muebles
pertenecientes al patrimonio cultural, es necesario obtener la autorización previa
administrativa del Instituto Nacional de Patrimonio Cultural.

Art. 65.- De la solicitud de conservación y restauración de los bienes muebles del
patrimonio cultural. Las personas naturales o las jurídicas de derecho público o privado,
para obtener la autorización de que trata el artículo anterior, deberán presentar la solicitud
correspondiente, que incluirá la propuesta de conservación y restauración del bien mueble
del patrimonio cultural, firmada por un restaurador debidamente acreditado ante el Instituto
Nacional de Patrimonio Cultural, de acuerdo al proceso reglado en la normativa técnica que
se dicte para el efecto.

Art. 66.- De la tramitación de la solicitud de restauración, rehabilitación y
refuncionalización de edificaciones del patrimonio cultural. En el caso de conservación,
restauración, rehabilitación y refuncionalización de edificaciones pertenecientes al
patrimonio cultural nacional, las solicitudes se tramitarán ante el Gobierno Autónomo
Municipal competente, acompañándose como mínimo de los planos del anteproyecto, una
investigación histórica, memoria descriptiva y la documentación fotográfica, que servirá
para el análisis, estudio y viabilidad técnica respectiva, de acuerdo a la ordenanza y el
modelo de gestión local, sustentado en la presente Ley y en la política pública nacional.
Los Gobiernos autónomos municipales deberán notificar al Ministerio de Cultura y
Patrimonio de manera periódica las autorizaciones emitidas para intervenciones en bienes
del patrimonio cultural.

Art. 67.- De las medidas correctivas solicitadas por parte del Ministerio de Cultura y
Patrimonio. El Ministerio de Cultura y Patrimonio de oficio o a petición de parte, podrá
disponer, recomendar o solicitar al Gobierno Autónomo Municipal, en virtud del artículo
anterior, se adopten los correctivos en los anteproyectos o proyectos, cuando puedan
vulnerar o deteriorar el patrimonio cultural nacional.
De verificarse hechos contrarios a la presente disposición, el Ministerio de Cultura y
Patrimonio, aplicará la sanción establecida en la Ley, sin perjuicio de las acciones civiles o
penales a que haya lugar.

Art. 68.- De la responsabilidad solidaria. En caso de deterioro por abandono, descuido o
destrucción de bienes del patrimonio cultural, serán solidariamente responsables el
propietario del bien, los servidores públicos que hayan autorizado y ordenado la ejecución
de la obra, y los contratistas y encargados de ejecutarlas; sin perjuicio de que la autoridad
competente disponga que se restituya la obra afectada a su estado original.

Art. 69.- De la suspensión de las obras. Si la ejecución de una obra de cualquier índole
puede causar daño o afectar a un bien del patrimonio cultural nacional, a su área de
influencia o a los Centros Históricos de las ciudades que lo posean, el Ministerio de Cultura
y Patrimonio, de oficio o a petición de parte dispondrá a los Municipios o entidades
públicas o privadas, la suspensión de la obra, entidades que están obligadas a reportar al
Ministerio de Cultura y Patrimonio sobre estos daños que afecten o puedan afectar al
patrimonio cultural.

Art. 70.- De los trabajos en suelo y subsuelo. En toda clase de exploraciones mineras, de
movimientos de tierra para edificaciones, para construcciones viales, soterramientos o de
otra naturaleza, quedan a salvo los derechos del Estado para intervenir en estas afectaciones
sobre los monumentos históricos, objetos de interés arqueológico y paleontológico que
puedan hallarse en la superficie o subsuelo al realizarse los trabajos.
En cualquier obra pública o privada cuando se hallaren restos arqueológicos o
paleontológicos en remoción de tierras se deberá suspender la obra hasta tener los estudios
correspondientes y la autorización de la entidad administrativa competente. De no
cumplirse esta disposición, el Ministerio de Cultura y Patrimonio aplicará las sanciones
previstas en esta Ley.

Art. 71.- De la desvinculación y pérdida de calidad como bien del patrimonio cultural.
El Ministerio de Cultura y Patrimonio podrá resolver de manera sumaria la desvinculación
y pérdida de calidad de un bien como parte del patrimonio cultural nacional, ya sea porque
no mantiene valores culturales, históricos, artísticos o científicos a pesar de cumplir con los
requisitos establecidos en la presente Ley, o por haber perdido las características que
sustentaron su declaratoria, sin que sea factible su restauración. Para ambos casos se
requerirá el informe técnico sustentado del Instituto Nacional de Patrimonio Cultural.
Capítulo 9.- Del Régimen Especial del Patrimonio Cultural Inmaterial

Art. 72.- De las manifestaciones pertenecientes al patrimonio cultural inmaterial.
Pertenecen al patrimonio cultural intangible o inmaterial, los usos, costumbres, creencias,
representaciones, expresiones, conocimientos y técnicas con los instrumentos, objetos,
artefactos y espacios culturales que les son inherentes, que la sociedad en general y cada
comunidad, pueblo o nacionalidad reconocen como manifestaciones propias de su identidad
cultural.

Las que se trasmiten de generación en generación, dotadas de una representatividad
específica, creadas y recreadas colectivamente como un proceso permanente de trasmisión
de saberes y cuyos significados cambian en función de los contextos sociales, económicos,
políticos, culturales y naturales, otorgando a las sociedades un sentido de identidad.

Art. 73.- Del reconocimiento de las manifestaciones culturales. Se reconocen como
pertenecientes al patrimonio cultural intangible o inmaterial, entre otras manifestaciones
culturales, y siempre que sean compatibles con los derechos humanos, derechos de la
naturaleza, derechos colectivos y las disposiciones constitucionales, las siguientes:
a) Tradiciones y expresiones orales: La cosmovisión, lenguas, creencias,
conocimientos, sabidurías, tradiciones, formas de vida, formas de expresión y
tradición oral, usos, costumbres, ritos, fiestas, representaciones y expresiones
espirituales;
b) Usos sociales rituales y actos festivos: Formas de celebración y festividades,
ceremonias, juegos tradicionales y otras expresiones lúdicas;
c) Conocimientos y usos relacionados con la naturaleza y el universo: Concepciones y
manejo cultural de los ecosistemas, técnicas y tecnologías tradicionales para el
manejo de recursos, producción artesanal y artística y, todo elemento de la cultura
que las comunidades, pueblos, nacionalidades y la sociedad en general reconocen
como propias;
d) Manifestaciones creativas que se sustentan en una fuerte interacción social y se
trasmiten, por igual, de generación en generación; y,
e) Técnicas artesanales tradicionales.
También se reconocerá como parte del patrimonio cultural inmaterial a la diversidad de
expresiones del patrimonio alimentario, incluido los paisajes y los territorios de patrimonio
agrobiodiverso en articulación con organismos competentes.
Las comunas, comunidades, pueblos y nacionalidades indígenas, pueblo afroecuatoriano,
pueblo montubio y otros que sean reconocidos en esa condición, deberán expresar su
consentimiento previo para que el Ministerio de Cultura y Patrimonio autorice la
realización de estudios e investigaciones antropológicas sobre sus culturas por parte de
personas e instituciones nacionales o extranjeras.

Art. 74.- Del registro permanente de las manifestaciones culturales. El Instituto
Nacional de Patrimonio Cultural y los Gobiernos Autónomos Descentralizados, adoptarán
las medidas necesarias para mantener un registro digital permanentemente actualizado de
las manifestaciones culturales que corresponden al patrimonio intangible, según las
directrices que dicte el Ministerio de Cultura y Patrimonio a través de su Sistema Integral
de Información Cultural SIIC.
Toda la información generada formará parte del Sistema Integral de Información Cultural
SIIC.

Art. 75.- De la naturaleza y autonomía del patrimonio intangible. El Estado asumirá la
naturaleza dinámica y evolutiva de las manifestaciones de la cultura intangible o inmaterial,
en consecuencia evitará toda forma y procedimiento de institucionalización que limite su
propio proceso de evolución.
Ninguna persona, entidad gubernamental o no gubernamental con o sin fines de lucro,
nacional o extranjera, podrá arrogarse la titularidad del patrimonio cultural inmaterial, ni
afectar los derechos fundamentales, colectivos y culturales amparados en la Constitución y
la Ley.
Cuando las expresiones culturales del patrimonio cultural intangible o inmaterial se
encuentren en situación de riesgo o vulnerabilidad, el Ministerio de la Cultura y
Patrimonio, a través de las correspondientes entidades del Sistema Nacional de Cultura y de
los Gobiernos Autónomos Descentralizados competentes en el territorio, adoptará e
implementará las medidas de protección y salvaguarda.

Art. 76.- De los criterios generales de las medidas de salvaguarda del patrimonio
cultural inmaterial. El Ministerio de Cultura y Patrimonio definirá en el reglamento
correspondiente los criterios y directrices generales de protección, desarrollo y valoración
del patrimonio cultural intangible o inmaterial que asegure su viabilidad y continuidad,
asimismo desarrollará metodologías que posibiliten la articulación con los diferentes
niveles de gobierno.

Art. 77.- De la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial del Ecuador.
La Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial del Ecuador, se constituye como
un mecanismo de salvaguarda de las manifestaciones, usos, tradiciones y costumbres, que
mantengan reconocimiento en el ámbito nacional y sean representativas de la diversidad
cultural del país.
El Ministerio de Cultura y Patrimonio establecerá los procedimientos y criterios para la
incorporación en la lista representativa.

Capítulo 10.- Del Régimen Especial del Patrimonio Cultural Arqueológico y
Paleontológico

Art. 78.- Del régimen especial de protección de los objetos y sitios arqueológicos y
paleontológicos. Se establece el régimen especial de protección de los objetos y sitios
arqueológicos y paleontológicos que seguirá la siguiente regulación:
a) Los objetos arqueológicos y paleontológicos son de propiedad exclusiva del Estado,
ya sea que se encuentren en posesión pública o en tenencia privada. Son
inalienables, inembargables y no se los puede adquirir por prescripción adquisitiva
de dominio. El derecho de propiedad lo ejercerá el Estado a través del Ministerio de
Cultura y Patrimonio;
b) La mera tenencia privada de objetos arqueológicos y paleontológicos se admitirá
cuando se acredite el inventario, la conservación apropiada, se facilite la
investigación y el acceso público. El Ministerio de Cultura y Patrimonio podrá
reconocer a personas naturales o jurídicas la calidad de depositarios a título de mera
tenencia, de acuerdo al reglamento que se emita al respecto, a la vez que podrá
promover alianzas público privadas con dichos fines;
c) Le corresponde al Estado a través de la institucionalidad que dirige el Sistema
Ecuatoriano de Áreas Arqueológicas y Paleontológicas la gestión e investigación de
los sitios arqueológicos y paleontológicos. Se podrá delegar la gestión de sitios
arqueológicos y paleontológicos a los Gobiernos Autónomos Descentralizados, a las
Instituciones Públicas o a las comunidades, de acuerdo a los requerimientos técnicos
que se dicten para el efecto, a excepción de aquellos calificados como emblemáticos
por el Ministerio de Cultura y Patrimonio;
d) El Ministerio de Cultura y Patrimonio en base al informe técnico del Instituto
Nacional de Patrimonio Cultura aprobará la delimitación los sitios o yacimientos
arqueológicos o paleontológicos, y comunicará al Gobierno Autónomo
Descentralizado Municipal, para que se emita la respectiva ordenanza de protección
y gestión integral;
e) Toda prospección y excavación arqueológica, deberá contar con la autorización del
Instituto Nacional de Patrimonio Cultural;
f) La investigación paleontológica y arqueológica en el Ecuador es de interés nacional,
social y científico; le corresponde al Estado su supervisión a través del Instituto
Nacional de Patrimonio Cultural;
Para tales propósitos se promoverán planes, programas y proyectos de investigación
a través de las alianzas con instituciones públicas, organismos de investigación
científica, personas naturales especializadas en el tema y, las universidades
nacionales o extranjeras;
g) Cuando se trate de investigaciones o prospecciones del patrimonio cultural
subacuático, se realizará a través del Estado o de entidades académicas nacionales o
extranjeras, de conformidad con el reglamento;
h) En caso de producirse hallazgos arqueológicos o paleontológicos fortuitos el
descubridor o propietario del lugar pondrá en conocimiento al Ministerio Cultura y
Patrimonio, a través de cualquier entidad local del Sistema Nacional de Cultura, y
deberá entregar los objetos encontrados para ser puestos a disposición de la
dependencia especializada;
i) En el caso de que se hallaren bienes u objetos arqueológicos o paleontológicos
durante actividades de remoción de tierras, se suspenderá inmediatamente la obra
hasta contar con la resolución técnica del Instituto Nacional de Patrimonio Cultural;
y,
j) En todos los casos se evitará que los objetos arqueológicos o paleontológicos
pierdan la información del contexto en que se hallaren y su desvinculación con la
comunidad originaria a la que pertenecen.

Capítulo 11.- De la Movilización Internacional de los Bienes del Patrimonio Cultural

Art. 79.- De la movilización internacional de los bienes del patrimonio cultural. Se
prohíbe la movilización internacional de bienes del patrimonio cultural nacional, sin
autorización previa del Ministerio de Cultura y Patrimonio, quien será responsable de
establecer un procedimiento que garantice la integridad del patrimonio cultural y su retorno
o repatriación. Se exceptúan de esta prohibición los soportes digitales que contengan
producciones audiovisuales reconocidas como patrimonio cultural.

Art. 80.- De la salida temporal de los bienes del patrimonio cultural nacional. La salida
temporal de los bienes del patrimonio cultural nacional será autorizada únicamente cuando
responda a objetivos educativos, de investigación o de difusión cultural, siempre que se
cuente con el respaldo técnico, las garantías y requisitos establecidos por la autoridad
competente hasta por el plazo determinado en el reglamento.
Podrá excepcionalmente autorizarse la salida o permanencia de bienes del patrimonio
cultural nacional a mayor plazo, con fines exclusivos de difusión e investigación cultural,
cuando sea el resultado de acuerdos o convenios de cooperación cultural entre entidades
gubernamentales de cooperación o integración, así como museos internacionales, siempre
que se cuente con cumplimiento de los requisitos de seguridad y de conservación y se
garantice su restitución, de acuerdo al reglamento correspondiente.

Art. 81.- Del retorno de los bienes del patrimonio cultural nacional. En caso de
producirse cualquier demora en el retorno de los bienes del patrimonio cultural nacional
movilizados al exterior, se ejecutarán las respectivas garantías y se adoptarán las medidas
administrativas, judiciales, extrajudiciales y del derecho internacional necesarias para el
regreso o repatriación inmediata al territorio ecuatoriano. El reglamento establecerá las
garantías que deben ofrecerse en el Ecuador o en el exterior.

Art. 82.- De la reciprocidad en la internación temporal de bienes del patrimonio
cultural. El Estado ecuatoriano procederá bajo el principio de reciprocidad, y aplicará
normas y prácticas aduaneras similares a otros países, ofreciendo garantías de igual
naturaleza cuando en cumplimiento de finalidades culturales se trate de la internación
temporal en el territorio nacional de bienes del patrimonio cultural de otros países.

Art. 83.- Del tráfico ilícito de bienes del patrimonio cultural. Sin perjuicio de las
acciones penales, el Ministerio de Cultura y Patrimonio, en coordinación con las entidades
correspondientes, adoptará las medidas administrativas y legales que sean necesarias para
evitar que se movilicen ilícitamente fuera del país bienes pertenecientes al patrimonio
cultural nacional o que ingresen ilícitamente al territorio nacional bienes del patrimonio
cultural de otros países.

Art. 84.- De las prohibiciones sobre los bienes arqueológicos y paleontológicos. Sin
perjuicio de las acciones penales que correspondan, se prohíbe la apropiación, ocultación,
adulteración, falsificación y comercialización de bienes arqueológicos y paleontológicos.
Toda reproducción de estos bienes deberá llevar una marca indeleble que los identifique.
Se prohíbe también la recepción, internación, canje, compra o cualquier otra forma de
intercambio que involucre bienes pertenecientes al patrimonio cultural de otros Estados
cuando así lo prohíba la normativa nacional de origen de dichos bienes. Se procederá a su
decomiso, custodia y devolución, sin perjuicio de las acciones penales que corresponda
aplicar.
Las personas naturales y jurídicas, fuerza pública y autoridad aduanera tienen la obligación
de prestar su colaboración en la defensa y conservación del patrimonio cultural del país.

Capítulo 12.- De las Obligaciones y Responsabilidades del Estado Respecto al
Patrimonio Cultural

A más de las obligaciones y deberes establecidos en la presente Ley, el Gobierno Nacional
y los Gobiernos Autónomos Descentralizados Municipales, están obligados a:

Art. 85.- De las obligaciones generales: Al Estado a través del Ministerio de Cultura y
Patrimonio le corresponde la rectoría y el establecimiento de la política pública sobre el
patrimonio cultural, así como la supervisión, control y regulación. Los Gobiernos
Autónomos Descentralizados Municipales tienen la competencia de gestión del patrimonio
cultural para su mantenimiento, conservación y difusión. En el marco de dicha competencia
tienen atribuciones de regulación y control en su territorio a través de ordenanzas que se
emitieran en fundamento a la política pública cultural, la presente Ley y su Reglamento.

Art. 86. De la obligación de identificación, registro e inventario. Es responsabilidad del
Estado Central a través del Instituto Nacional de Patrimonio Cultural, la identificación,
registro y el inventario de los bienes reconocidos o declarados como patrimonio cultural
nacional.
Esta competencia será concurrente con los Gobiernos Autónomos Municipales en los
ámbitos de su jurisdicción, para lo cual se establecerán procedimientos normados en el
reglamento correspondiente.

Art. 87.- De la responsabilidad de realizar investigaciones. Será responsabilidad del
Estado central supervisar a través del Instituto Nacional de Patrimonio Cultural las
investigaciones sobre los sitios arqueológicos, paleontológicos, el patrimonio cultural
subacuático, así como la delimitación correspondiente a los polígonos de protección
patrimonial para su gestión integral.
Podrá coordinar dichas investigaciones con la academia, los Gobiernos Autónomos
Descentralizados u otras instituciones de gestión e investigación.

Art. 88.- De la política internacional sobre patrimonio cultural. La política
internacional sobre el patrimonio cultural es responsabilidad del Estado central, así como
generar las directrices y políticas de protección y conservación de sitios, lugares y centros
históricos declarados como patrimonio mundial, de conformidad con la Constitución, los
acuerdos y convenciones internacionales y esta Ley.
El Ministerio de Cultura y Patrimonio supervisará la gestión de los sitios, lugares y centros
históricos declarados patrimonio mundial.
Los Gobiernos Autónomos Descentralizados, serán directamente responsables sobre el
cuidado, protección y mantenimiento como gestores de tales sitios, en caso necesario el
Ministerio de Cultura y Patrimonio podrá apoyar estas acciones directamente.

Art. 89.- De las obligaciones de los gobiernos autónomos descentralizados y demás
entidades públicas. El Estado en todos sus niveles de gobierno tiene la obligación de
conservar, preservar, salvaguardar, difundir el patrimonio cultural, para el efecto todas las
instituciones públicas tienen la obligación de coordinar con el Ministerio de Cultura y
Patrimonio el cumplimiento de estos fines.

Art. 90.- De las competencias exclusivas de los gobiernos autónomos descentralizados
municipales. Los gobiernos autónomos descentralizados municipales que tienen la
competencia exclusiva sobre la gestión de mantenimiento, preservación y difusión del
patrimonio cultural se encargarán de planificar, presupuestar, financiar y otorgar de manera
regular los recursos necesarios, así como realizar planes, programas y proyectos locales
para el efecto.
Cuando se trate del patrimonio arquitectónico y centros históricos se considerará como
parte del espacio público las fachadas y cubiertas de las edificaciones.
En el marco de sus competencias, los gobiernos municipales emitirán ordenanzas y
disposiciones de planificación para el cumplimiento de lo dispuesto en esta Ley, en
acatamiento de la política pública sobre patrimonio cultural y con sujeción a la rectoría
correspondiente.
Los gobiernos autónomos descentralizados municipales podrán establecer incentivos para
los propietarios de inmuebles patrimoniales que los rehabiliten, restauren, conserven y los
pongan en uso social y cultural.

Art. 91.- De la corresponsabilidad sobre el patrimonio cultural. Las y los ciudadanos,
en uso de su derecho de participación y control social, son corresponsables del cuidado y
protección del patrimonio cultural.
Las comunas, comunidades, pueblos y nacionalidades, en uso de sus derechos colectivos y
de participación, compartirán con el Estado la responsabilidad de la protección, custodia y
administración de los bienes del patrimonio cultural que les pertenezcan históricamente y se
encuentren en sus territorios.

Art. 92.- Acción Pública. La persona, colectividad o comunidad que tenga conocimiento
de hechos que pongan en peligro la integridad de los bienes del patrimonio cultural deberá
denunciarlo ante cualquier dependencia del Ministerio encargado de la cultura o ante
cualquier autoridad municipal o judicial de la localidad.

Art. 93.- De la participación del sector privado y de la economía popular y solidaria.
El Estado en los diferentes niveles de gobierno propiciará la participación del sector
privado y de la economía popular y solidaria para la conservación, restauración y puesta en
valor del patrimonio cultural, mediante políticas de fomento e incentivos y la generación de
planes, programas y proyectos.

TÍTULO V.- SUBSISTEMA DE ARTES E INNOVACIÓN
Capítulo 1.- De la Composición, Finalidades y Conformación del Subsistema de Artes
e Innovación

Art. 94.- De la composición. El Subsistema de Artes e Innovación comprende el conjunto
coordinado y articulado de instituciones del ámbito cultural que reciban fondos públicos y
los colectivos, gremios, asociaciones, organizaciones no gubernamentales y demás personas
relacionadas que se vinculen voluntariamente, que participan en tareas relacionadas a la
formación, circulación y fomento de la creación e innovación en las artes y la cultura.

Art. 95.- De las finalidades. El Subsistema de Artes e Innovación tiene entre sus
finalidades las siguientes:
a) Optimizar la gestión pública en las áreas de fomento a las artes, la libre creación y la
innovación;
b) Proteger y promover la diversidad de las prácticas artísticas, culturales y creativas;
c) Promover el acceso democrático a los bienes y servicios artísticos y culturales;
d) Dinamizar e incentivar la libre creación artística, producción, distribución y disfrute
de bienes y servicios artísticos, culturales y artesanales;
e) Impulsar y fortalecer los emprendimientos e industrias culturales y creativas;
f) Fomentar la investigación, reflexión, formación y generación de conocimientos
sobre artes e innovación; y,
g) Promover las relaciones interinstitucionales e intersectoriales.

Art. 96.- De las obligaciones del Estado. Son obligaciones del Estado con las artes, la
creación, las industrias culturales y creativas, y la innovación:
a) Proteger y promover la diversidad cultural y respetar sus espacios de reproducción e
intercambio;
b) Apoyar el ejercicio de las profesiones, actividades y especializaciones artísticas del
ámbito de la cultura;
c) Garantizar el derecho al trabajo y reconocer todas las modalidades de trabajo en
relación de dependencia o autónomas y como actores sociales productivos a todas
las trabajadoras y trabajadores del arte, la creación y la cultura;
d) Asegurar que los circuitos de distribución, exhibición pública y difusión masiva no
condicionen ni restrinjan la independencia de los creadores, ni el acceso del público
a la creación cultural y artística nacional independiente;
e) Procurar la diversidad en la oferta cultural y promover la producción nacional de
bienes culturales, así como su difusión masiva;
f) Garantizar el derecho a difundir las expresiones culturales en el espacio público y el
entorno digital;
g) Establecer incentivos y estímulos para que las personas, instituciones, empresas y
medios de comunicación promuevan, apoyen, desarrollen y financien actividades
culturales; y,
h) Las demás que se establezcan en la presente Ley y el reglamento correspondiente.

Capítulo 2.- Del Instituto de Fomento para las Artes, Innovación y Creatividad

Art. 97.- De la naturaleza jurídica del Instituto para el Fomento de las Artes,
Innovación y Creatividad. El Instituto para el Fomento de las Artes, Innovación y
Creatividad, es un organismo de derecho público, con autonomía financiera y
administrativa, adscrito al Ministerio de Cultura y Patrimonio.
El Instituto para el Fomento de las Artes, Innovación y Creatividad estará representado
legal, judicial y extrajudicialmente por el Director Ejecutivo, quien será designado por un
periodo de 4 años por el Ministerio de Cultura y Patrimonio, de entre los tres aspirantes
mejor puntuados de la convocatoria pública, de conformidad con el reglamento
correspondiente.

Art. 98.- De las finalidades del Instituto para el Fomento de las Artes, Innovación y
Creatividad. El Instituto para el Fomento de las Artes, Innovación y Creatividad, tendrá
entre sus finalidades, la implementación de políticas de fomento y fortalecimiento artístico,
cultural y creativo mediante la producción, circulación y comercialización de obras, bienes
y servicios artísticos y culturales a los que pueda acceder la ciudadanía.
El Instituto para el Fomento de las Artes, Innovación y Creatividad promoverá la creación,
la innovación, la sostenibilidad de los emprendimientos y el fortalecimiento de las
industrias culturales y creativas así como los elencos de artes vivas, musicales y sonoras;

Art. 99.- De las competencias del Instituto para el Fomento de las Artes, Innovación y
Creatividad. El Instituto de Fomento de las Artes e Innovación Cultural, tendrá las
siguientes atribuciones y deberes:
a) Coordinar e implementar programas y proyectos de fomento y fortalecimiento
artístico, cultural y creativo de acuerdo a criterios de equidad territorial y a los
lineamientos establecidos por el Ministerio de Cultura y Patrimonio;
b) Coordinar y solicitar a las entidades del Sistema Nacional de Cultura, la asistencia y
apoyo técnico en actividades orientadas al fomento en el área de sus competencias;
c) Emitir criterios técnicos para la asignación de fondos reembolsables y no
reembolsables de acuerdo a las políticas dictadas por Ministerio de Cultura y
Patrimonio y el reglamento correspondiente;
d) Realizar el seguimiento a las actividades y proyectos que reciban apoyo por medio
del Instituto;
e) Implementar estrategias y herramientas de promoción y difusión de las prácticas
artísticas, culturales y creativas;
f) Fomentar y fortalecer la generación y articulación de redes culturales comunitarias
y las que impulsen las diversas prácticas artísticas, culturales y creativas;
g) Fomentar el apoyo de otros sectores y sistemas para la producción de obras y
prácticas artísticas y culturales;
h) Fomentar la investigación de las artes, la creación y la cultura;
i) Fomentar el desarrollo, la producción y la sostenibilidad de los emprendimientos
culturales y artísticos;
j) Coordinar con el Sistema Integral de Educación y Formación en Artes, Cultura y
Patrimonio la implementación de los programas de capacitación continua en artes,
cultura y patrimonio;
k) Suscribir convenios, acuerdos e instrumentos similares que contemplen la
transferencia de recursos en el ámbito y área de su competencia;
l) Fomentar y fortalecer los elencos de artes vivas, musicales y sonoras, públicos y
privados y, realizar el seguimiento de la implementación de las políticas públicas
dictadas por el ente rector de cultura y patrimonio;
m) Fomentar la producción, circulación y comercialización de obras y creadores
artísticos y culturales;
n) Fomentar la producción de contenidos artísticos y culturales de libre circulación que
alimenten en el Sistema Nacional de Información y el dominio público; y,
o) Las demás que se establezcan en la presente Ley.

Art. 100.- Del Director Ejecutivo. El Instituto de Fomento, Artes en Innovación, estará
representado legal, judicial y extrajudicialmente por el Director Ejecutivo, quien será
designado para un periodo de 4 años por el Ministro de Cultura y Patrimonio de entre los
tres aspirantes mejor puntuados de la convocatoria pública, de conformidad con el
reglamento respectivo.

Art. 101.- De los Consejos consultivos del Instituto de Fomento para las Artes,
Innovación y Creatividad.- El Instituto de Fomento para las Artes, Innovación y
Creatividad conformará como organismos de consulta, asesoría y deliberación los
siguientes:
a) Artes Literarias y Narrativas
b) Artes Musicales y Sonoras,
c) Artes Visuales,
d) Artes Vivas y Escénicas,
e) Diseño y artes aplicadas,
f) Culturas digitales;
g) Innovación e industrias culturales y creativas;
h) Diversidades, interculturalidad y espacio público;
i) Los demás que el Ministerio de Cultura y Patrimonio establezca.
Los Consejos Consultivos tendrán el carácter de instancias asesoras y emitirán
recomendaciones en las políticas culturales implementadas por el Instituto de de Fomento
para las Artes, Innovación y Creatividad.
Los mecanismos de funcionamiento de los Consejos Consultivos serán establecidos en el
reglamento que se emita para el efecto.

Capítulo 3.- De los Elencos de Artes Vivas, Musicales y Sonoras

Art. 102.- De las Artes vivas.-Se consideran Artes Vivas, a las artes escénicas, la danza, el
teatro, el performance, el circo y todas las manifestaciones que tengan el cuerpo como
medio.

Art. 103.- De los Elencos Nacionales de Artes Vivas, Musicales y Sonoras. Los Elencos
de Artes Vivas, Musicales y Sonoras estarán compuestos por:
a) Compañía Nacional de Danza, Teatro y Artes Vivas del Ecuador;
b) Orquesta Sinfónica Nacional del Ecuador;
c) Orquesta Sinfónica de Guayaquil;
d) Orquesta Sinfónica de Cuenca;
e) Orquesta Sinfónica de Loja; y,
f) Y las demás que se cree de conformidad con la Ley.

Art. 104.- De la Naturaleza jurídica de la Compañía Nacional de Danza, Teatro y
Artes Vivas del Ecuador. La Compañía Nacional de Danza, Teatro y Artes Vivas del
Ecuador, es una entidad operativa desconcentrada, adscrita al Instituto para el Fomento de
las Artes, Innovación y Creatividad.
La Compañía Nacional de Danza, Teatro y Artes Vivas del Ecuador estará compuesta por
los elencos de artes vivas o los que se vinculen para cumplir con sus finalidades, de
conformidad con el reglamento que se emita para el efecto.

Art. 105.- De las facultades y obligaciones de la Compañía Nacional de Danza, Teatro
y Artes Vivas del Ecuador. El Compañía Nacional de Danza, Teatro y Artes Vivas del
Ecuador, tiene entre sus atribuciones y deberes:
a) Fortalecer los procesos de desarrollo de la práctica de la danza, el teatro y el
performance, respetando la diversidad de estilos y tendencias creativas;
b) Difundir la práctica de las artes vivas, sus eventos y producciones institucionales, y
generar mecanismos de financiamiento propio;
c) Propiciar la creación de obras de creadores ecuatorianos y su difusión, articulando la
colaboración artística entre disciplinas;
d) Fortalecer los procesos de desarrollo de agrupaciones y artistas independientes a
través de convocatorias públicas y asesorías artísticas y técnicas;
e) Velar por la formación integral de sus miembros fomentando la capacitación, el
intercambio y desarrollo profesional;
f) Fomentar la generación de nuevos y diversos públicos enfocados en la niñez y
juventud a través de la realización de eventos de tipo didáctico; y,
g) Las demás que establezca la ley y los reglamentos.

Art. 106.- Del Sistema de Orquestas del Ecuador. El Sistema de Orquestas del Ecuador,
estará conformada por:
a) Las Orquestas Sinfónicas del Ecuador;
b) Las Orquestas y bandas Infanto-Juveniles;
c) Las Bandas académicas y populares;
d) Las formaciones corales profesionales; y,
e) Los demás ensambles que se establezcan.

Art. 107.-De la naturaleza jurídica de las Orquestas Sinfónicas del Ecuador. Las
Orquestas Sinfónicas del Ecuador, son entidades operativas desconcentradas con autonomía
administrativa y financiera, adscritas al Instituto para el Fomento de las Artes, Innovación y
Creatividad, que funcionan bajo un mismo modelo de gestión, con iguales obligaciones y
derechos.

Art. 108.- De las facultades y obligaciones de las Orquestas Sinfónicas del Ecuador.
Las Orquestas Sinfónicas tienen entre sus funciones, las siguientes:
a) Ejecutar en forma pública y periódica el repertorio musical ecuatoriano,
latinoamericano y universal, tanto por la Orquesta en pleno, como por los grupos de
cámara, con el objetivo de alcanzar la excelencia en su ejecución y generar
mecanismos de financiamiento propio;
b) Propiciar la producción y ejecución de obras de compositores ecuatorianos, y
articular colaboraciones artísticas mediante convocatorias públicas y residencias a
directores, compositores y arreglistas;
c) Prestar asistencia técnica y asesoría profesional a otras orquestas o instituciones
musicales del país, como orquestas sinfónicas locales, infanto-juveniles,
conservatorios, orquestas de cámara, entre otros;
d) Recopilar, mantener y difundir el patrimonio musical ecuatoriano, así como
coordinar con el Instituto de la Memoria Social la alimentación de partituras,
grabaciones y otros documentos en el Sistema Ecuatoriano de Archivos, de acuerdo
al reglamento correspondiente;
e) Fomentar la generación de nuevos públicos enfocados a la niñez y juventud a través
de la realización de eventos o conciertos de tipo didáctico;
f) Velar por la formación integral de sus miembros fomentando la capacitación, el
intercambio y desarrollo profesional;
g) Las demás que establezca la ley y los reglamentos.

Art. 109.- De la Red de Orquestas y Bandas Infanto-Juveniles del Ecuador. La Red de
Orquestas y Bandas Infanto-Juveniles tiene por objeto desarrollar capacidades, habilidades
y destrezas musicales individuales y colectivas de niños, niñas y jóvenes a través de la
formación musical, ejecución orquestal y práctica coral. Sus facultades y obligaciones serán
establecidas en el reglamento.

Art. 110.- De las Bandas Académicas y Populares. Las Bandas Académicas y populares
son agrupaciones musicales en las que predominan los instrumentos de percusión o viento,
tienen por objeto la preservación y ejecución de repertorios bandísticos nacionales y
universales así como de repertorios y festividades propias de cada región, promueven la
música y su ejecución y proporcionan la formación no profesional en la ciudadanía.

Art. 111.- De las Formaciones Corales Profesionales. Las Formaciones Corales
Profesionales son conjuntos compuestos por profesionales del canto que ensayan
diariamente y se presentan en funciones musicales interpretando piezas de alta calidad.

Art. 112.- De la conformación de elencos nacionales de las Artes Vivas, Musicales y
Sonoras. Cada elenco nacional de las artes vivas, musicales y sonoras, estará conformado,
en el ámbito de su competencia, de la siguiente manera:
a) Un Comité Institucional;
b) Un Director Ejecutivo;
c) Un Director Titular; y,
d) Los miembros de las artes vivas y musicales.

Art. 113.- Del Comité Institucional de las Artes Vivas, Musicales y Sonoras. Cada
Comité Institucional de los elencos nacionales de las artes vivas y musicales, en el ámbito
de sus competencias, se conformará de la siguiente manera:
a) El Director del Instituto para el Fomento de las Artes, Innovación y Creatividad, o
su delegado permanente, quien lo presidirá;
b) El Director Titular del elenco de las artes vivas, musicales y sonoras, respectivo; y,
c) El representante de los artistas del elenco de las artes vivas y musicales, respectivo;
y,
d) El Director Ejecutivo del elenco de las artes vivas, musicales y sonoras, respectivo,
con voz pero sin voto, y actuará como secretario del Comité.

Art. 114.- De las atribuciones y deberes de los Comités Institucionales de las Artes
Vivas y Musicales. Los Comités Institucionales de las Artes Vivas y Musicales tendrán las
siguientes atribuciones y deberes:
a) Conocer y resolver sobre los requerimientos y peticiones de los miembros de los
elencos de las artes vivas, musicales y sonoras;
b) Conocer y aprobar el presupuesto operativo y de inversión anual, y reformas a los
mismos, presentados por el Director Ejecutivo de cada uno de los elencos de artes
vivas y musicales;
c) Conocer los planes y programas de trabajo de los elencos de las artes vivas y
musicales;
d) Las demás que la ley o su reglamento les otorguen.

Capítulo 4.- De la Cinematografía y Creación Audiovisual

Art. 115.- De la naturaleza jurídica del Instituto de Cine y Audiovisual. El Instituto de
Cine y Creación Audiovisual Ecuatoriano es un organismo de derecho público, adscrito al
Ministerio de Cultura y Patrimonio, dotado de personería jurídica, autonomía responsable,
técnica, administrativa y financiera, con sede en Quito y competencia a nivel nacional.
El Instituto de Cine y Creación Audiovisual Ecuatoriano se regirá conforme a los
lineamientos establecidos en la presente Ley y su reglamento.

Art. 116.- De las finalidades del Instituto de Cine y Creación Audiovisual Ecuatoriano.
El Instituto de Cine y Creación Audiovisual Ecuatoriano tiene entre sus finalidades las
siguientes:
a) Fomentar la creación y la producción cinematográfica y audiovisual nacional, así
como la promoción y difusión nacional e internacional del cine y audiovisual
ecuatoriano;
b) Promover y salvaguardar la expresión de la diversidad cultural del Ecuador y el
ejercicio de la interculturalidad mediante el fomento de la actividad cinematográfica
y audiovisual;
c) Estimular la diversificación del consumo de contenidos cinematográficos y
audiovisuales y su acceso para la formación de públicos críticos;
d) Promocionar, a través de una Comisión Fílmica, el territorio del Ecuador como
destino para la producción cinematográfica y audiovisual internacional, estimular la
coproducción con otros países y promover la vinculación del sector cinematográfico
y audiovisual nacional con la producción internacional;
e) Promover la circulación equilibrada y la participación de las obras cinematográficas
y audiovisuales nacionales e independientes, en todos los segmentos del mercado y
prevenir las prácticas de abuso de poder de mercado mediante la regulación de las
relaciones de comercialización entre los agentes económicos del sector
cinematográfico y audiovisual; y,
f) Promover la salvaguarda y preservación del patrimonio cinematográfico y
audiovisual ecuatoriano.

Art. 117.- De las competencias del Instituto de Cine y Creación Audiovisual
Ecuatoriano. El Instituto de Cine y Creación Audiovisual Ecuatoriano tiene entre sus
competencias:
a) Implementar la política pública de fomento y promoción de la producción y la
creación cinematográfica y audiovisual nacional;
b) Coordinar la política nacional de cine y audiovisual con las demás entidades del
Estado en todos sus niveles de gobierno;
c) Aplicar las medidas de apoyo y financiamiento público previstas en la ley y su
reglamento;
d) Regular y ejercer el control técnico de las actividades del sector cinematográfico y
audiovisual, incluida la certificación para la exhibición de obras cinematográficas y
audiovisuales en los diferentes circuitos, calificándolas por grupos de edad, en
atención a la protección de la niñez y la adolescencia;
e) Promover la presencia y difusión de obras ecuatorianas en los diversos segmentos
del mercado cinematográfico y audiovisual mediante mecanismos de fomento tales
como tratamiento especial y prevención de las prácticas abusivas del poder de
mercado, previstos en la presente ley y su reglamento;
f) Incentivar el acceso de la ciudadanía a la diversidad de la producción
cinematográfica y audiovisual y estimular la generación de públicos críticos;
g) Establecer mecanismos de acceso equitativo para los actores y organizaciones del
sector cinematográfico y audiovisual a medios de producción, insumos y recursos;
h) Otorgar la certificación de origen nacional y nacional independiente a las obras
cinematográficas y audiovisuales;
i) Gestionar el sistema de información para el monitoreo de la actividad
cinematográfica y audiovisual y atender la obligación de registro prevista en la Ley
Orgánica de Comunicación;
j) Desarrollar y alimentar los catálogos de servicios de su competencia en el Sistema
Integral de Información Cultural; y,
k) Las demás que establezca la Ley.

Art. 118.- De la conformación del Directorio Ejecutivo. El Instituto de Cine y Creación
Audiovisual Ecuatoriano contará con un Directorio Ejecutivo conformado de la siguiente
manera:
a) La máxima autoridad o delegado de:
1) El Ministerio de Cultura y Patrimonio;
2) El Ministerio de Industrias y Productividad;
3) El Ministerio de Comercio Exterior; y,
4) La Secretaría de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación.
b) Un representante de cada uno de los siguientes grupos de la sociedad civil:
1) Los productores de cine y obras audiovisuales;
2) Los directores y guionistas de obras cinematográficas y audiovisuales;
3) Los actores y técnicos del sector cinematográfico y audiovisual; y,
4) Los difusores y exhibidores de obras cinematográficas y audiovisuales.
El Ministro de Cultura y Patrimonio o su delegado permanente presidirá el Directorio
Ejecutivo del Instituto de Cine y Creación Audiovisual Ecuatoriano y convocará a
reuniones ordinarias y extraordinarias, de conformidad con el reglamento que para el efecto
se dicte.
Para la aprobación de las resoluciones emitidas por el Directorio Ejecutivo se requerirá el
voto favorable de al menos tres de los miembros señalados en el literal a).
Para la aprobación de las resoluciones emitidas por el Directorio Ejecutivo se requerirá la
mayoría absoluta de voto, el Presidente del Directorio contará con voto dirimente.
El Director Ejecutivo actuará como Secretario con voz pero sin derecho a voto.

Art. 119.- De las atribuciones y deberes del Directorio Ejecutivo del Instituto de Cine
y Creación Audiovisual Ecuatoriano. El Directorio Ejecutivo del Instituto de Cine y
Creación Audiovisual Ecuatoriano tendrá las siguientes atribuciones y deberes:
a) Aprobar los planes operativos, el presupuesto anual y las metas e indicadores de
gestión;
b) Promover, articular, coordinar e implementar las acciones gubernamentales relativas
al cine y el audiovisual;
c) Definir criterios para la distribución los recursos asignados para el fomento y la
promoción del cine y audiovisual ecuatoriano;
d) Emitir la normativa de regulación y control técnico de las actividades de exhibición
cinematográfica y audiovisual, así como definir mecanismos de tratamiento especial
para las obras de producción nacional;
e) Crear el Registro Ecuatoriano de Cine y Audiovisual, el que estará vinculado al
Sistema Integral de Información Cultural y cumplirá con lo establecido en el
reglamento correspondiente;
f) Establecer los mecanismos normativos y administrativos para requerir y procesar la
información, a los productores, distribuidores y exhibidores cinematográficos y
audiovisual, la que se articulará con el Sistema Integral de Información Cultural; y,
g) Las demás que la ley y los reglamentos le otorguen.

Art. 120.- Del Director Ejecutivo. El Instituto de Cine y Creación Audiovisual
Ecuatoriano estará representado legal, judicial y extrajudicialmente por la o el Director
Ejecutivo, quien será designado para un periodo de 4 años por el Directorio Ejecutivo del
Instituto de Cine y Creación Audiovisual Ecuatoriano de entre los tres aspirantes mejor
puntuados de la convocatoria pública, de conformidad con el reglamento respectivo.

Art. 121.- De las Atribuciones y deberes del Director Ejecutivo. El Director Ejecutivo
del Instituto de Cine y Creación Audiovisual Ecuatoriano tiene entre sus atribuciones y
deberes las siguientes:
a) Cumplir y dar seguimiento a las resoluciones expedidas por el Directorio Ejecutivo
del Instituto de Cine y Audiovisual.
b) Someter a conocimiento y aprobación del Directorio Ejecutivo del Instituto de Cine
y Audiovisual los planes operativos, el presupuesto anual y los indicadores de
gestión.
c) Ejecutar los planes operativos y el presupuesto anual;
d) Implementar programas y proyectos de creación, producción y difusión del cine y
audiovisual;
e) Suscribir convenios nacionales e internacionales en el ámbito del cine y el
audiovisual;
f) Nombrar al personal administrativo y técnico del Instituto de Cine y Audiovisual.
g) Emitir la certificación y autorización para la exhibición pública de las obras
cinematográficas y audiovisuales nacionales y extranjeras, de conformidad con los
criterios técnicos establecidos en el reglamento de la presente Ley.
h) Promover la cooperación con las entidades internacionales dedicadas a la
promoción, producción, programación y distribución de obras cinematográficas y
audiovisuales;
i) Presentar informes de gestión anuales al Ministerio de Cultura y Patrimonio;
j) Administrar el Registro Ecuatoriano de Cine y Audiovisual, de conformidad con el
reglamento que se emita; y,
k) Las demás que la ley y los reglamentos le otorguen.

Art. 122.- De los representantes de la sociedad civil. Los representantes de la sociedad
civil ejercerán su representación por un período de dos años y podrán ser reelegidos por un
período adicional de igual duración.
Las causales del cese de sus funciones se establecerán en el reglamento correspondiente.
El Consejo Nacional Electoral reglamentará y organizará la elección de los representantes
de la sociedad civil ante el Instituto de Cine y Creación Audiovisual Ecuatoriano, la que se
efectuará mediante conformación de colegios electorales.

Art. 123.- De los recursos del Instituto de Cine y Creación Audiovisual Ecuatoriano.
El Instituto de Cine y Creación Audiovisual Ecuatoriano contará con los siguientes
recursos:
a) Los provenientes del Presupuesto General del Estado;
b) Los que se le asignen por parte del Fondo para el Fomento a las Artes e Innovación
en Cultura de conformidad con los criterios establecidos por el Ministerio de
Cultura y Patrimonio; y,
c) Los que se asignen por la aplicación de otras normas legales en lo relacionado con
el fomento a la innovación y la creatividad.

Art. 124.- De la distribución de los recursos. Los fondos reembolsables y no
reembolsables, así como toda ayuda o financiamiento en el sector cinematográfico y
audiovisual deberán otorgarse a los beneficiarios con criterios de calidad y
democratización.
El Instituto de Cine y Audiovisual deberá realizar el seguimiento y control correspondiente
a la asignación de fondos y actividades y proyectos que reciban apoyo del Instituto.
Capítulo 4.- De la Casa de la Cultura Ecuatoriana “Benjamín Carrión”

Art. 125.- De la naturaleza jurídica de la Casa de la Cultura Ecuatoriana “Benjamín
Carrión”. La Casa de la Cultura Ecuatoriana “Benjamín Carrión” es una entidad con
personería jurídica de derecho público, autonomía responsable, administrativa y financiera.
Cada provincia contará con un núcleo de la Casa de la Cultura Ecuatoriana “Benjamín
Carrión” que podrá tener sedes cantonales de acuerdo a su estatuto.

Art. 126.- De la finalidad de la Casa de la Cultura Ecuatoriana “Benjamín Carrión”.
La Casa de la Cultura Ecuatoriana “Benjamín Carrión” es el espacio de encuentro común,
de convivencia y de ejercicio de los derechos culturales, en el que se expresa la diversidad
cultural y artística, la memoria social y la interculturalidad.
La Coordinadora Nacional de la Casa de la Cultura Ecuatoriana “Benjamín Carrión” tendrá
como finalidad, planificar y articular la circulación de obras, bienes y servicios culturales, y
patrimoniales, así como procesos de activación de la memoria social en el territorio
nacional e internacional.
Los núcleos provinciales de la Casa de la Cultura Ecuatoriana “Benjamín Carrión” tendrán
como finalidad la producción, circulación y acceso a las obras, bienes y servicios artísticos,
culturales y patrimoniales, así como procesos de activación de la memoria social.

Art. 127.- De la conformación de la Coordinadora Nacional de la Casa de la Cultura
Ecuatoriana “Benjamín Carrión”. La Coordinadora Nacional de la Casa de la Cultura
Ecuatoriana “Benjamín Carrión” estará conformada por:
a) La Junta plenaria;
b) El Director Nacional.

Art. 128.- De la Junta Plenaria, sus funciones y atribuciones. La Junta Plenaria estará
conformada por los Directores Provinciales de los núcleos de la Casa de la Cultura
Ecuatoriana “Benjamín Carrión”, el Ministro de Cultura y Patrimonio o su delegado y el
Director Nacional, quien la presidirá.
Son funciones y atribuciones de la Junta Plenaria de la Casa de la Cultura Ecuatoriana
“Benjamín Carrión” las siguientes:
a) Aprobar la planificación de circulación de contenidos culturales de los núcleos;
b) Monitorear y realizar el seguimiento a la ejecución de la planificación de
circulación de contenidos culturales;
c) Promover vínculos regionales e internacionales en el ámbito cultural;
d) Nombrar al Director Nacional, de acuerdo con la presente Ley.
e) Aprobar la programación nacional de los elencos de la Casa de la Cultura
“Benjamin Carrión”
f) Expedir la normativa interna de funcionamiento y organización de la Casa de la
Cultura Ecuatoriana “Benjamín Carrión”;
g) Aprobar los proyectos de articulación a nivel nacional de planes, programas y
proyectos de circulación de bienes y servicios artísticos, culturales, patrimoniales y
de memoria social con criterio territorial
h) Sesionar de manera ordinaria al menos dos veces al año.

Art. 129.- Del Director Nacional y sus atribuciones. El Director de la Coordinadora
Nacional de la Casa de la Cultura Ecuatoriana “Benjamín Carrión” será elegido para un
período de cuatro años, pudiendo ser reelecto por un período adicional.
a) Ser el representante legal, judicial y extrajudicial de la institución;
b) Promover las relaciones de la Casa de la Cultura Ecuatoriana “Benjamín Carrión”
con las demás instituciones del Sistema Nacional de Cultura.
c) Articular planes, programas y proyectos con el ente rector de la cultura y
patrimonio;
d) Presidir la junta plenaria con voto dirimente;
e) Articular a nivel nacional la ejecución de planes, programas y proyectos de
circulación de bienes y servicios artísticos, culturales, patrimoniales y de memoria
social con criterio territorial;
f) Monitorear y dar seguimiento a la gestión cultural de los núcleos provinciales;
g) Fomentar acciones conjuntas de fortalecimiento de la gestión cultural de los núcleos
provinciales;
h) Diseñar y ejecutar la programación nacional de los elencos de la Casa de la Cultura
“Benjamin Carrión”;
i) Identificar y proponer a la Junta Plenaria lineamientos de gestión cultural para los
núcleos provinciales;
j) Emitir los actos administrativos que requiera la institución para su funcionamiento;
y,
k) Elaborar y presentar los informes requeridos por la Junta Plenaria.

Art. 130.- De la elección del Director Nacional. El Director Nacional de la Coordinadora
de la Casa de la Cultura Ecuatoriana “Benjamín Carrión” será electo por la Junta Plenaria
de entre los Vocales y Directores Provinciales de los núcleos de la Casa de la Cultura.
Para la sesión de elección, la Junta Plenaria nombrará a un Director Ad-hoc, de fuera de su
seno, que dirigirá el proceso. La elección requerirá de mayoría simple.
Para ser Director Nacional de la Coordinadora de la Casa de la Cultura Ecuatoriana
“Benjamín Carrión” se deberá acreditar formación o experiencia en el ámbito cultural y en
la gestión pública de la cultura.

Art. 131.- De la conformación de los núcleos provinciales de la Casa de la Cultura
Ecuatoriana “Benjamín Carrión”. Los núcleos provinciales de la Casa de la Cultura
Ecuatoriana “Benjamín Carrión” estarán conformados por:
1. Asamblea Provincial;
2. Directorio Provincial; y,
3. Director Provincial.

Art. 132.- De la Asamblea Provincial. Existirá una Asamblea Provincial por cada uno de
los Núcleos Provinciales de la Casa de la Cultura Ecuatoriana “Benjamín Carrión”. La
Asamblea Provincial estará conformada por los artistas, gestores culturales y ciudadanos
que voluntariamente se vinculen como miembros de la Casa de la Cultura Ecuatoriana
“Benjamín Carrión” en su circunscripción territorial, de acuerdo a la normativa que se
emita para el efecto.

Art. 133.- De las atribuciones y deberes de la Asamblea Provincial. Son atribuciones de
la Asamblea Provincial las siguientes:
a. Elegir de entre sus miembros a los representantes que integrarán el directorio
provincial del núcleo de su circunscripción territorial, respetando los criterios de
equidad y paridad de género establecidos en la Constitución;
b. Aprobar el reglamento de funcionamiento de la Asamblea Provincial de acuerdo a
su estatuto;
c. Sesionar de manera ordinaria por lo menos una vez al año, y solicitar al Directorio
Provincial la rendición de cuentas de la gestión anual.
d. Proponer mecanismos de vinculación, participación e inclusión de creadores,
artistas, productores, gestores culturales, niñas, niños, jóvenes y ciudadanía en
general
e. Conocer y recomendar sobre la planificación anual, gasto e inversiones del núcleo
provincial de la Casa de la Cultura Ecuatoriana “Benjamín Carrión”; y,
f. Emitir recomendaciones sobre las necesidades culturales, artísticas y patrimoniales
de cada provincia.

Art. 134.- De los delegados al Directorio Provincial. La Asamblea Provincial de la Casa
de la Cultura elegirá a tres de sus miembros como sus delegados al Directorio Provincial
quienes actuarán como representantes de los artistas, gestores culturales y ciudadanos
miembros, y durarán en sus funciones cuatro años pudiendo ser reelegidos de manera
consecutiva o no, por un periodo adicional.

Art. 135.- De la elección y designación de los representantes de los artistas, gestores
culturales y ciudadanos miembros. El Consejo Nacional Electoral reglamentará y
organizará, la elección de los representantes de los artistas, gestores culturales y ciudadanos
miembros de la Asamblea Provincial para el Directorio Provincial de los núcleos de la Casa
de la Cultura Ecuatoriana “Benjamín Carrión”, la que se efectuará mediante conformación
de colegios electorales. El voto será voluntario y los miembros serán elegidos por mayoría
simple.

Art. 136.- Del Directorio Provincial. El Directorio Provincial estará integrado por:
a. Tres vocales representantes de los artistas, gestores culturales y ciudadanos
miembros, electos por la Asamblea Provinciales;
b. El responsable de la unidad desconcentrada zonal del Ministerio de Cultura y
Patrimonio correspondiente, que actuará con voz pero sin voto.

Art. 137.- De las Atribuciones y Deberes del Directorio Provincial. El Directorio
Provincial tendrá los siguientes deberes y atribuciones:
a. Elegir al Director Provincial de entre sus miembros.
b. Generar condiciones para la libre creación, innovación y producción en sus diversas
formas culturales;
c. Establecer los lineamientos para el uso de los espacios bajo su administración para
el pleno ejercicio de los derechos culturales;
d. Generar mecanismos de democratización para el acceso, inclusión y participación
de la ciudadanía;
e. Conocer y aprobar la planificación y los presupuestos anuales de inversión;
f. Realizar el seguimiento de la planificación aprobada;
g. Aprobar la creación de las extensiones previo cumplimiento de los criterios técnicos
de evaluación de la oferta cultural que se establezcan en el reglamento
correspondiente;
h. Expedir y reformar el estatuto orgánico y los reglamentos internos de acuerdo al
reglamento correspondiente;
i. Establecer políticas y mecanismos para la generación de fondos propios; y,
j. Las demás que la ley y la normativa le concedan.

Art. 138.- Del Director provincial. El Director de cada núcleo provincial de la Casa de la
Cultura Ecuatoriana “Benjamín Carrión” será el representante legal del núcleo provincial a
su cargo, durará en sus funciones cuatro años y tendrá las siguientes atribuciones y deberes:
a. Convocar y presidir las sesiones ordinarias y extraordinarias de la asamblea
provincial de la Casa de la Cultura Ecuatoriana “Benjamín Carrión”, de
conformidad con su estatuto;
b. Poner en conocimiento del Directorio Provincial los requerimientos de la Asamblea
Provincial;
c. Participar en las sesiones de la Junta Plenaria en representación del Núcleo
Provincial que dirige;
d. Suscribir las Actas y Resoluciones que adopte el Directorio Provincial; así como,
las que se tomen en la Asamblea Provincial;
e. Elaborar e implementar la planificación y presupuesto anual;
f. Implementar planes, programas, proyectos y actividades culturales en coordinación
con el gobierno nacional, los entes que integran el Sistema Nacional de Cultura, los
Gobiernos Autónomos Descentralizados y la Coordinadora Nacional de la Casa de
la Cultura Ecuatoriana “Benjamín Carrión”;
g. Elaborar programas y proyectos para estimular la creación, producción, promoción,
circulación y difusión artística, cultural, patrimonial y de activación de la memoria
social en la provincia;
h. Generar programas para promover el acceso y uso del espacio público, por parte de
las culturas urbanas y expresiones culturales diversas, en la provincia de su
competencia;
i. Promover la circulación de los contenidos culturales generados por los actores y
colectivos culturales, la ciudadanía en general y los que resulten de la gestión
interinstitucional entre los entes que conforman el Sistema Nacional de Cultura;
j. Difundir la cultura y la diversidad de expresiones culturales de los pueblos y
nacionalidades indígenas, afroecuatorianas y montubias, e incentivar en sus
espacios el diálogo intercultural;
k. Impulsar procesos de activación, reconocimiento y circulación de la memoria social
y el patrimonio cultural;
l. Impulsar la participación activa de la ciudadanía en la vida cultural del territorio a
través de la gestión de sus espacios para el ejercicio de los derechos culturales;
m. Suscribir acuerdos, contratos y convenios relacionados con el pleno ejercicio de sus
funciones, de acuerdo a las disposiciones legales correspondientes;
n. Gestionar y administrar los recursos financieros y el talento humano de la
institución; y,
o. Las demás que la Ley y su normativa les faculten.

Art. 139.- De los recursos financieros de la Casa de la Cultura “Benjamín Carrión”.
Forman parte del presupuesto de la Casa de la Cultura Ecuatoriana “Benjamín Carrión”, los
siguientes:
a. Las asignaciones que consten anualmente en el Presupuesto General del Estado;
b. Los fondos provenientes de la autogestión producto de la administración de los
bienes y servicios prestados por la institución, de acuerdo al reglamento
correspondiente;
c. Los valores que se obtengan para proyectos de inversión, infraestructura o
programas culturales específicos, bien a través de créditos internos o externos, o de
cooperación internacional;
d. Las donaciones que obtuviere de acuerdo a la legislación vigente; y,
e. Las demás que se establezcan por ley.

Art. 140.- De la distribución de recursos. Con el objeto de que los núcleos provinciales
de la Casa de la Cultura Ecuatoriana “Benjamín Carrión” cumplan su finalidad, los recursos
asignados anualmente por el ente encargado de las Finanzas Públicas a favor de éstas, se
distribuirán conforme a las siguientes variables:
a. Importancia demográfica de la provincia;
b. Infraestructura;
c. Eficiencia administrativa; y,
d. Calidad de la gestión, la que comprenderá acceso, participación, interculturalidad,
fomento, circulación, educación, entre otros.
El Ministerio de Cultura y Patrimonio establecerá en el reglamento correspondiente los
criterios de evaluación y una fórmula de distribución de recursos en base a las variables
descritas en esta ley.

Art. 141.- De la exoneración tributaria. La Casa de la Cultura Ecuatoriana “Benjamín
Carrión”, por sus fines institucionales, gozará de exoneración de todos los tributos o
impuestos fiscales, especiales y adicionales, excepto del Impuesto al Valor Agregado,
respecto a los actos y contratos que corresponden a su gestión.
También estará exonerada del pago de derechos arancelarios y consulares aplicables a la
importación de equipos, maquinarias, instrumentos musicales, partituras musicales,
accesorios musicales, papel, cartulinas, películas, cuadros, esculturas, repuestos para sus
equipos y maquinarias, insumos propios para la producción de libros, vehículos para la
ejecución de programas de difusión cultural, siempre que estén destinados, exclusivamente,
para el uso y cumplimiento de sus objetivos.
La Casa de la Cultura Ecuatoriana “Benjamín Carrión” estará exonerada del pago de todos
los impuestos, tasas o contribuciones que graven la presentación de espectáculos públicos,
con artistas nacionales o extranjeros, cuando sean organizados por la entidad como
productor directo.

TÍTULO VI.- DEL FOMENTO DE LAS ARTES, LA CULTURA Y LA
INNOVACIÓN

Capítulo 1.- Definiciones y generalidades

Art. 142.- Del fomento. El fomento de las artes, la cultura y la innovación en cultura
comprenderá todas aquellas acciones encaminadas a generar condiciones favorables para el
desarrollo de la creación artística, la producción y la circulación de bienes y servicios
culturales y creativos, la conservación del patrimonio cultural y la activación de la memoria
social.

Art. 143.- De los procesos de creación. Para los efectos de la presente ley, se consideran
procesos de creación artística y producción cultural y creativa de obras, bienes y servicios
artísticos y culturales, los siguientes: investigación, creación, producción, circulación,
clasificación, distribución, promoción, acceso, u otros a partir de su generación, o
reconocimiento por parte del Ministerio de Cultura y Patrimonio, sin que exista
necesariamente causalidad o interdependencia entre ellos.

Art. 144.- De la innovación en cultura. A través del fomento se reconoce al proceso de
innovación en cultura como un factor generador de valor agregado, de índole simbólico y/o
económico, a partir de la introducción del componente cultural como un elemento
diferenciador a lo largo de los procesos de creación. La innovación en cultura está orientada
a generar impactos sociales, económicos, artísticos y culturales que fomenten el buen vivir.

Art. 145.- Del emprendimiento e industrias culturales o creativas. Se entenderá por
emprendimiento cultural o creativo toda actividad desarrollada por actores emergentes en
un ámbito cultural o creativo hacia la producción de un nuevo o significativamente
mejorado bien, servicio o proceso.
Se entenderá por industrias culturales y creativas a los sectores productivos nacionales que
tienen como objetivo la producción, distribución, circulación, intercambio, acceso y
consumo de bienes y servicios culturales y creativos encaminados a la generación de valor
simbólico y económico.
El ente rector de la cultura y patrimonio formulará políticas integrales para el fomento y
dinamización de los emprendimientos e industrias culturales y creativas en coordinación
con las entidades públicas vinculadas y los actores y organizaciones de los ámbitos
culturales y creativos.

Capítulo 2.- Finalidades del fomento

Art. 146.- De las finalidades del fomento de las artes y la cultura. El fomento de las
artes y la cultura tiene como finalidades las siguientes:
Fortalecer los sistemas de libre creación artística y de producción de obras, bienes y
servicios artísticos y culturales en todos los procesos; así como de las industrias culturales y
creativas ligadas a las identidades nacionales:
a) Proteger y fomentar la diversidad de las obras, bienes y servicios artísticos y
culturales a disposición de la ciudadanía.
b) Impulsar la promoción, fortalecimiento y puesta en valor de la memoria social y el
patrimonio cultural.
c) Fomentar el acceso de los artistas y productores culturales y creativos a medios de
producción y circulación de obras, bienes y servicios artísticos y culturales;
d) Fortalecer los procesos de innovación en la producción cultural y creativa nacional;
e) Incentivar formas de organización vinculadas a la economía popular y solidaria en
los emprendimientos e industrias culturales y creativas;
f) Fomentar las prácticas y procesos asociativos y la formación de redes;
g) Favorecer la circulación de las obras, bienes y servicios artísticos y culturales de
producción nacional en circuitos locales, nacionales, regionales e internacionales;
h) Promover la coexistencia de diversos regímenes, y modelos de licenciamiento para
la protección a la creación, así como la articulación de medidas para favorecer la
monetización de los mismos;
i) Promover la generación de mecanismos y procesos de reconocimiento, clasificación
y selección en los ámbitos de creación artística, producción y circulación cultural y
creativa;
j) Promover la diplomacia cultural como herramienta para fortalecer la proyección
internacional del Ecuador, sus culturas y las identidades de pueblos y
nacionalidades, así como para fomentar el intercambio simbólico y económico en el
ámbito de la creación artística y la producción cultural y creativa.
k) Promover el acceso libre y universal a contenidos y acervos, a través de
herramientas de las tecnologías de la información y comunicación y, en general, de
la promoción de la cultura libre y abierta.
l) Generar condiciones que favorezcan la sostenibilidad de las acciones, iniciativas y
proyectos culturales.
m) Establecer medidas de tratamiento especial de la creación artística y la producción
cultural y creativa nacional y nacional independiente.
Capítulo 3.- De los Instrumentos para el fomento de las artes, la cultura y la
innovación en cultura

Art. 147.- Sobre el acceso y uso del espacio público y de las infraestructuras culturales
públicas. El espacio público y las infraestructuras culturales de las entidades del Sistema
Nacional de Cultura conformarán una red de espacios destinada, a fortalecer el tejido
asociativo y la dinamización de los procesos de investigación, experimentación artística e
innovación en cultura; y, la creación, producción, circulación y puesta en valor de las obras,
bienes y servicios artísticos y culturales.
La infraestructura que conforma la red podrá ser utilizada por las instituciones del Sistema
Nacional de Cultura para programar y realizar actividades culturales. Se autorizará el uso,
aprovechamiento y préstamo gratuito de la infreaestructura de dichos espacios para la
realización de actividades culturales tarifadas, siempre que se lo realice en apego a la
política pública cultural nacional.

Art. 148.- De los instrumentos de protección a la libre creación artística. Se
considerarán los instrumentos de protección de la propiedad intelectual reconocidos en la
legislación nacional y en los tratados internacionales, así como aquellos licenciamientos y
modelos de negocio alternativos que promuevan la libre circulación de contenidos, ideas y
productos culturales y creativos, así como los de los derechos colectivos y propiedad
comunitaria.
Se reconocerá el derecho a una remuneración por compensación a los autores, creadores
artísticos y productores culturales y creativos, en tanto titulares de derechos patrimoniales,
en los términos establecidos en la normativa correspondiente. Asimismo, la explotación de
los saberes ancestrales se regirá a las limitaciones establecidas en la legislación vigente.

Art. 149.- Del licenciamiento de obras financiadas con fondos públicos. Para las obras
que hayan contado en su totalidad con financiamiento público, se incentivará, por parte de
las instituciones del Estado, el uso de licencias que permitan su libre uso, ejecución,
estudio, distribución, modificación, mejora, redistribución y comunicación pública por
cualquier persona en la forma que reglamentariamente se determine.

Art. 150.-Del apoyo de iniciativas emprendedoras e innovadoras. Para el apoyo de
iniciativas emprendedoras e innovadoras, el Ministerio de Cultura y Patrimonio articulará
con la entidad competente, el desarrollo de programas, proyectos e instrumentos
relacionados con la innovación, capacitación técnica y emprendimiento.

Art. 151.- De la exoneración del pago del anticipo al impuesto a la renta a
emprendimientos. Los emprendimientos culturales y creativos estarán exonerados del
pago del anticipo al impuesto a la renta, en las condiciones que determine la legislación
tributaria.
Para efectos tributarios, se considerarán como emprendimientos culturales y creativos
aquellas que determine el Ministerio de Cultura y Patrimonio.

Art. 152.- De las exenciones al pago del Impuesto al Valor Agregado. Para la
exoneración del Impuesto al Valor Agregado, el Servicio de Rentas Internas establecerá el
listado correspondiente de insumos, bienes y servicios culturales.

Art. 153.- De la internacionalización de la cultura. Se fomentará la promoción, difusión
y circulación en el exterior de la creación artística, la producción cultural y creativa
nacional, así como las diversas manifestaciones de la memoria social y el patrimonio
cultural, tomando en cuenta a las comunidades de migrantes ecuatorianos como agentes de
transmisión, creación y recreación de la cultura ecuatoriana.
El Ministerio de Cultura y Patrimonio desarrollará planes, programas y proyectos para
articular las acciones de internacionalización de la cultura, en coordinación con el
Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana.

Art. 154.- De la cultura en la economía popular y solidaria. El ente rector del Sistema
Nacional de Cultura en coordinación con las entidades encargadas de la economía popular
y solidaria establecerá mecanismos de vinculación y fomento para las formas de
organización cultural que respondan a los principios de la Economía Popular y Solidaria.

Art. 155.- De la participación ciudadana en la planificación. Los Gobiernos Autónomos
Descentralizados de nivel cantonal, en el marco de sus competencias, conformarán los
Consejos Cantonales de Cultura y Patrimonio para formular políticas públicas culturales
que contribuyan al desarrollo del arte, la cultura y el patrimonio de su jurisdicción.

Art. 156.- De los actores culturales en el territorio y la gestión cultural comunitaria.
Los Gobiernos Autónomos Descentralizados Municipales, en el marco de las competencias
de promoción y patrocinio de la cultura y las artes, promoverán el reconocimiento y
fortalecimiento de las actividades culturales que realizan los actores culturales
pertenecientes al sistema nacional de cultura y, la gestión cultural comunitaria como
procesos de circulación de bienes y servicios culturales e interculturales.

Art. 157.- De la Red de Gestión Cultural Comunitaria.La red de gestión cultural
comunitaria articulará a gestores culturales comunitarios pertenecientes al Sistema
Nacional de Cultura. Los Gobiernos Autónomos Descentralizados Municipales
promoverán, en coordinación con el ente rector del Sistema Nacional de Cultura, el
desarrollo de la red de gestión cultural comunitaria, para la democratización de la cultura y
el ejercicio de los derechos culturales.

Art. 158.- De los espectáculos públicos. Los Gobiernos Autónomos Descentralizados
Municipales, en el marco de las competencias de promoción y patrocinio de la cultura y las
artes, promoverán el reconocimiento y fortalecimiento de las actividades culturales y
deberán reinvertir anualmente en el sector cultural al menos el 50% de lo recaudado el año
anterior por concepto de espectáculos públicos, de acuerdo a las demandas que emanen de
los Consejos Cantonales de la Cultura y el Patrimonio.

Capítulo 4.- Del Fomento a la Innovación

Art. 159.- Del fomento de la innovación en Cultura. El Ministerio de Cultura y
Patrimonio establecerá políticas específicas para el fomento de la innovación en el ámbito
de la libre creación artística, la activación de la Memoria Social, la puesta en valor del
Patrimonio Cultural y de los emprendimientos e industrias culturales y creativas.

Art. 160.-De la coordinación del ente rector de la cultura y patrimonio para el
fomento a la innovación en Cultura. El Ministerio de Cultura y Patrimonio coordinará
con las diferentes instancias del Estado competentes, la creación de políticas de fomento a
la innovación en Cultura, incluyendo la creación de instrumentos para el financiamiento
total o parcial de la innovación, y la aplicación de incentivos fiscales, a través de la
creación de reglamentos o procesos de certificación de actores, organizaciones y proyectos
innovadores de la producción cultural y creativa.

Art. 161.- De las acciones para promover la innovación. La política pública orientada a
promover la innovación abarcará las siguientes acciones:
a) Fortalecer y promocionar nuevos modelos de operación, actividades y procesos
innovadores de organizaciones culturales y creativas;
b) Promocionar la cultura libre a través del apoyo a la creación y difusión del
conocimiento libre y abierto y su acceso a través de la adopción de licencias y
modelos de negocio complementarios a los modelos propietarios de protección de la
creación;
c) Apoyar la producción cultural y creativa en el entorno digital y estimular la
adopción de herramientas digitales y de las tecnologías de la información y
comunicación, en los procesos de creación artística y de producción cultural y
creativa;
d) Apoyar la creación de herramientas de circulación, promoción, distribución y
comercialización de bienes y servicios culturales en el entorno digital;
e) Promover y apoyar la digitalización de colecciones de dominio público, la
digitalización del patrimonio cultural y la memoria social;
f) Fomentar la creación de clústers culturales y creativos;
g) Desarrollar políticas y modelos de gestión para las infraestructuras culturales
públicas de naturaleza mixta o colaborativa, con la implicación de actores y
organizaciones culturales y creativas, que promuevan el encuentro y el trabajo
colectivo; y,
h) Fomentar el trabajo colaborativo a través de la generación de redes y espacios para
la producción, circulación e intercambio, orientados a la innovación social y la
producción de bienes y servicios culturales y creativos.
Capítulo 5.-De los recursos financieros destinados al fomento a las Artes y la
Innovación en Cultura

Art. 162.- De los recursos financieros para el fomento a las Artes y la Innovación en
Cultura. El Estado, a través del Ministerio de Cultura y Patrimonio, creará líneas de
crédito, financiamiento y cooperación técnica para el impulso de los distintos procesos de
creación así como los ámbitos y sectores de las artes y la cultura definidos en la presente
Ley.

Art. 163.- De las finalidades de los recursos financieros para el fomento a las Artes y
la Innovación en Cultura. El fomento las Artes y la Innovación en Cultura tiene la
finalidad de financiar, la ejecución de planes, programas y proyectos culturales de manera
sostenible, responsable y transparente.

Art. 164.- De los recursos para el Fomento a las Artes y la Innovación en Cultura.
Constituyen recursos para el Fomento a las Artes y la Innovación en Cultura los siguientes:
a) Los recursos asignados desde el Presupuesto General del Estado;
b) El cinco por ciento de las utilidades anuales del Banco del Estado;
c) El importe de las multas y sanciones que imponga las instituciones y organismos
que conforman el Sistema Nacional de Cultura por las infracciones previstas en esta
Ley, su Reglamento y las demás normas que se expidan para el efecto;
d) Los aportes provenientes de la cooperación internacional;
e) Los recursos que a la fecha de expedición de la presente ley se mantengan en el
Banco del Estado por concepto del Fondo Nacional de la Cultura FONCULTURA;
f) Los aportes por concepto de gasto en publicidad y promoción, hasta un máximo del
diez por ciento del gasto realizado, por parte de anunciantes privados en medios de
comunicación;
g) Los provenientes de los instrumentos relacionados con el fomento de la innovación
dispuestos en la Constitución;
h) Los rendimientos que se generen a partir de la gestión de los instrumentos
financieros reembolsables; y,
i) Otros que se asignaren de conformidad con la ley.

Art. 165.- Del manejo de los recursos para el Fomento a las Artes y la Innovación en
Cultura. El Ministerio de Cultura y Patrimonio designará el ente responsable de
administrar los recursos para el Fomento a las Artes y la Innovación en Cultura quien
actuará bajo los criterios y parámetros de acreditación y pago que establezca el ente rector
encargado de la Cultura y Patrimonio, en beneficio de las personas naturales o jurídicas de
derecho público y/o privado, bajo los principios de acceso y no discriminación a
subvenciones, asignaciones, apoyos y estímulos económicos.
Los recursos para el Fomento a las Artes y la Innovación en Cultura serán depositados en la
institución financiera que de conformidad con las disposiciones legales corresponda, quien
los mantendrá a disposición del administrador del fondo, ocupándose además, de su
recuperación según lo disponga el reglamento que se emita para el efecto.
Capítulo 6.- Delos ámbitos y sectores objeto de Fomento de las Artes y la Cultura

Art. 166.- Del ámbito de fomento o sectores de creación artística, producción cultural
e industrias culturales y creativas. Se considerarán como ámbitos de fomento o sectores
de creación artística, producción cultural e industrias culturales y creativas, a los siguientes:
a) Emprendimientos e industrias culturales y creativas:
1) Artes escénicas (teatro, danza);
2) Artes visuales (pinturas, esculturas, fotografía);
3) Artes literarias y sectores editoriales (publicaciones e impresos: libros, prensa);
4) Audiovisuales (cine, video, radio, televisión);
5) Música (industria fonográfica, actuaciones en vivo);
6) Diseño (gráfico, interior, modas, productos);
7) Software y aplicaciones informáticas;
8) Videojuegos;
9) Arquitectura;
10) Publicidad;
11) Formación artística; y,
12) Otras que defina el Ministerio de Cultura y Patrimonio.
b) Ámbitos y sectores del Subsistema de Memoria Social y Patrimonio:
1) Fiestas ancestrales y festividades populares;
2) Sectores del patrimonio alimentario y gastronómico;
3) Sectores de la memoria social y el patrimonio cultural;
4) Saberes ancestrales;
5) Procesos culturales comunitarios;
6) Sector de la artesanía de oficio y de las artes populares; y,
7) Otras que defina el Ministerio de Cultura y Patrimonio.
c) Otros ámbitos y procesos:
1) Espacios de circulación e interpretación artística y cultural;
2) Espacio público, artes y comunidades urbanas y hábitat cultural; y,
3) Sector de los productores y gestores culturales;
4) Otras que defina el Ministerio de Cultura y Patrimonio.

TÍTULO VII.- DEL SISTEMA INTEGRAL DE INFORMACIÓN CULTURAL

Art. 167.- Del Sistema Integral de Información Cultural. El Sistema Integral de
Información Cultural tiene como objetivo sintetizar y difundir la información recolectada
en el ámbito cultural y patrimonial por parte de las entidades públicas, privadas o
comunitarias, la comunidad artística y la ciudadanía en general como herramienta de
fortalecimiento en la construcción de las políticas culturales nacionales.
El Ministerio de Cultura y Patrimonio utilizará las herramientas e infraestructura
informática disponible a través de las entidades del Sector Público para generar, fortalecer y
actualizar el Sistema Integral de Información Cultural.
El Sistema Integral de Información Cultural será gestionado, administrado y custodiado por
el Ministerio de Cultura y el Patrimonio y, se regirá por la normativa que se emita para el
efecto.

Art. 168.- Del ente rector del Sistema Integral de Información Cultural. El Ministerio
de Cultura y Patrimonio será la entidad a cargo del Sistema Integral de Información
Cultural, y tendrá las siguientes atribuciones:
a) Administrar, gestionar y custodiar la información cultural que se genere y exista en
las bases de datos de las instituciones y entidades que forman parte del Sistema
Nacional de Cultura;
b) Generar y establecer herramientas de gestión de la información que permitan
fortalecer a las entidades del Sistema Nacional de Cultura;
c) Construir herramientas de información que fomenten la inclusión de los actores,
emprendimientos e industrias culturales y creativas a las distintas políticas públicas
de fomento, reconocimiento, formalización, inclusión social, formación, promoción,
difusión nacional e internacional, entre otros; y,
d) Las demás que el ente rector y esta ley le asigne.

Art. 169.- De los principios que regirán el Sistema Integral de Información Cultural.
El Sistema Integral de Información Cultural, tendrá como principios rectores la
transparencia y accesibilidad, difusión, obligatoriedad, responsabilidad de la información,
rectificación, eficiencia, intercambio de información, seguridad, conservación, custodia de
la información, interrelación por medio digitales, y publicidad de acuerdo a la normativa
legal vigente.

Art. 170.- De la entrega de la información. Las instituciones que integran el Sistema
Nacional de Cultura, entregarán al Ministerio de Cultura y Patrimonio la información que le
sea solicitada.
El Ministerio de Cultura y Patrimonio podrá utilizar las herramientas e infraestructura
informática disponibles de las entidades del sector público para generar, fortalecer y
actualizar el Sistema Integral de Información Cultural.

TÍTULO VIII.- DE LA EDUCACIÓN Y FORMACIÓN EN ARTES, CULTURA Y
PATRIMONIO Y DEL RÉGIMEN LABORAL Y SEGURIDAD SOCIAL EN EL
SECTOR CULTURAL

Capítulo 1.- Del Régimen Integral de Educación y Formación en Artes, Cultura y
Patrimonio “FormARTE”

Art. 171.- Del Régimen Integral de Educación y Formación en Artes, Cultura y
Patrimonio. El Régimen Integral de Educación y Formación en Artes, Cultura y
Patrimonio comprende el conjunto articulado y correlacionado de normas, políticas,
instrumentos, procesos, instituciones, entidades e individuos que participan de la educación
formal y no formal en artes, cultura y patrimonio.

Art. 172.- Del Ámbito del Régimen Integral de Educación y Formación en Artes,
Cultura y Patrimonio. El Régimen Integral de Educación y Formación en Artes, Cultura y
Patrimonio tiene como ámbito la educación formal y no formal en artes, cultura y
patrimonio, la programación de su estudio por niveles de formación y la sensibilización al
arte, la cultura y el patrimonio, desde la primera infancia y a lo largo de la vida.

Art. 173.- De los Fines del Régimen Integral de Educación y Formación en Artes,
Cultura y Patrimonio. El Régimen Integral de Educación y Formación en Artes, Cultura y
Patrimonio tiene entre sus fines:
a) Desarrollar la identidad cultural diversa, la creatividad artística y el pensamiento
crítico, a través de la enseñanza y de las prácticas artísticas y culturales, así como el
reconocimiento y valoración de los saberes ancestrales y el acervo patrimonial;
b) Propiciar el fortalecimiento de las destrezas y expresiones artísticas y formar
públicos críticos para el ejercicio de los derechos culturales, el fortalecimiento de
las industrias culturales y creativas;
c) Promover hábitos lectores, procesos de pensamiento crítico y destrezas creativas
que fomenten las capacidades de percepción y análisis sobre el campo artístico,
cultural y patrimonial;
d) Proponer metodologías pedagógicas para las modalidades de educación formal y no
formal en artes, cultura, memoria social y patrimonio que favorezcan al diálogo
intercultural;
e) Identificar necesidades y determinar los perfiles profesionales y sus
correspondientes programas de educación y formación, con el fin de generar talento
humano para el sector e industrias culturales y creativas; y,
f) Democratizar el acceso a una oferta de educación artística, cultural y patrimonial de
calidad.

Art. 174.- De las facultades del Régimen Integral de Educación y Formación en Artes,
Cultura y Patrimonio. El Régimen Integral de Educación y Formación en Artes, Cultura y
Patrimonio, tiene las siguientes facultades:
a) Planificar, definir y evaluar la política pública del Sistema Integral de Educación y
Formación en Artes, Cultura y Patrimonio;
b) Coordinar con los entes rectores de los Sistemas Nacionales de Educación y de
Educación Superior, la implementación de planes, programas y proyectos que
apunten a fortalecer la educación y formación artística, cultural y patrimonial;
c) Promover una oferta de educación artística, cultural y patrimonial en los diferentes
niveles de educación general y de educación y formación especializada en artes, que
favorezca su articulación con las necesidades laborales del sector de la cultura;
d) Propiciar experiencias de enseñanza-aprendizaje dentro del ámbito de la educación
no formal que proporcionen herramientas, conocimientos y competencias que
desarrollen y dinamicen los saberes, técnicas y tecnologías de creación, producción
e innovación artística y cultural;
e) Diseñar e implementar mecanismos para el acompañamiento y fomento de la
excelencia en las artes;
f) Crear redes de profesionales del conocimiento, de las prácticas y técnicas, inter- y
transdisciplinarias para fortalecer la investigación, innovación y producción en el
campo actual y prospectivo de las artes y la cultura; y,
g) Impulsar la implementación de planes, programas y proyectos de capacitación
continua que democraticen el acceso a la cultura a lo largo de la vida y consoliden el
sector tomando en cuenta las necesidades y particularidades del territorio nacional.

Art. 175.- De la Conformación del Régimen Integral de Educación y Formación en las
Artes, Cultura y Patrimonio. El Régimen Integral de Educación y Formación en Artes,
Cultura y Patrimonio estará conformado por:
a) El Ministerio Coordinador de Conocimiento y Talento Humano;
b) El Ministerio de Cultura y Patrimonio;
c) El Ministerio de Educación;
d) El Consejo de Educación Superior;
e) La Secretaría de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación;
f) El Ministerio del Trabajo;
g) El Ministerio de Industrias y Productividad;
h) El Ministerio de Inclusión Económico y Social; y,
i) El Ministerio Coordinador de Desarrollo Social.

Art. 176.- De la Entidad responsable del Régimen Integral de Educación y Formación
en Artes, Cultura y Patrimonio. El Ministerio de Cultura y Patrimonio será la entidad
responsable del Régimen Integral de Educación y Formación en Artes, Cultura y
Patrimonio, tendrá a su cargo la política pública nacional en materia artística, cultural y
patrimonial, y velará por la articulación entre el sector público, el sector privado, popular y
solidario y, los demás sistemas, organismos y entidades que participan en el ámbito de las
artes, la cultura y el patrimonio.

Art. 177.- De las Atribuciones y deberes de la Entidad responsable del Régimen
Integral de Educación y Formación en las Artes, Cultura y Patrimonio. La entidad
responsable del Régimen Integral de Educación y Formación en Artes, Cultura y
Patrimonio, tiene las siguientes atribuciones y deberes:
a) Establecer los lineamientos de la política pública del Sistema Integral de Educación
y Formación en Artes, Cultura y Patrimonio;
b) Velar por el cumplimiento de los fines del Sistema Integral de Educación y
Formación en Artes, Cultura y Patrimonio;
c) Ejercer el seguimiento y evaluación de las políticas implementadas por Sistema
Integral de Educación y Formación en Artes, Cultura y Patrimonio; y
d) Las demás que le asigne la presente ley y sus reglamentos.

Art. 178.- De la coordinación interinstitucional. Las instituciones públicas que se
articulen en el Régimen Integral de Educación y Formación en Artes, Cultura y Patrimonio
implementarán mecanismos para:
a) Coordinar y adoptar medidas tendientes a impartir, en los diferentes niveles de la
educación obligatoria, contenidos relativos al ejercicio de los derechos culturales, a
la valoración de la memoria social y del patrimonio cultural y al desarrollo de la
creatividad y la aproximación crítica de la producción cultural y artística;
b) Analizar y proponer programas de educación y formación en concordancia con las
fuentes de trabajo identificadas y las que se desean impulsar en relación al Plan
Nacional de Desarrollo vigente;
c) Promover la articulación de redes académicas y profesionales con el fin de trabajar
contenidos curriculares, nuevas propuestas pedagógicas, investigaciones, seminarios
y espacios de reflexión donde se vinculen arte, ciencia, tecnología y otros campos
del conocimiento. Estas acciones estarán directamente articuladas con el desarrollo
prospectivo del ámbito cultural y propondrán circuitos que fortalezcan las cadenas
de producción tanto de contenidos como de procesos locales, independientes y de
impacto nacional;
d) Coordinar con las entidades competentes, la valoración de conocimientos,
habilidades y destrezas adquiridas por los actores artísticos y culturales, mediante
mecanismos de certificación de competencias, validación de conocimientos y
reconocimiento de trayectorias;
e) Levantar perfiles profesionales del sector del arte y la cultura para su incorporación
en el Sistema Nacional de Cualificaciones y velar por su actualización permanente,
priorizando las necesidades de los actores culturales, de las industrias culturales y
creativas, y del Sistema Nacional de Cultura;
f) Fomentar vínculos entre los sectores culturales y productivos que fortalezcan redes
profesionales para el desarrollo de las industrias culturales y creativas, promoviendo
los emprendimientos hacia un cambio de la matriz productiva; y,
g) Articular los saberes y conocimientos que producen la labor artística y cultural, y
los saberes ancestrales, propiciando el diálogo intercultural e intergeneracional y el
reconocimiento de la producción de saberes en diferentes contextos.

Capítulo 2.- Del Régimen Laboral y Seguridad Social en el Sector Cultural

Art. 179.- Del régimen laboral para el sector cultural. El Estado, a través del ente rector
encargado del trabajo como organismo competente, en coordinación con el Ministerio de
Cultura y Patrimonio, establecerán un régimen que norme las relaciones laborales en el
sector cultural, entre empleadores y trabajadores, profesionales, investigadores, creadores,
artistas, productores y gestores culturales con el fin de asegurar el reconocimiento de sus
derechos, modalidad de contratación, las condiciones de seguridad ocupacional y de
reducción de riesgos de trabajo en sus actividades, la regularización de las jornadas
laborales por tipo de actividad y, en general, el desempeño de sus profesiones en
condiciones legales, sociales y económicas dignas.

Art. 180.-De la Seguridad Social para el sector cultural. El Estado garantiza el derecho a
la Seguridad Social de los creadores, promotores, trabajadores y profesionales de la cultura
y el arte. El organismo competente a través de su primera autoridad establecerá una
modalidad de afiliación adaptada a las realidades profesionales del sector que contemple
mecanismos de aportación y recaudación flexibles posibilitando el acceso y disfrute a las
pensiones jubilares.
Capítulo 2.- Del Régimen Laboral y Seguridad Social en el Sector Cultural

Art. 181.- Del régimen laboral para el sector cultural. El Estado, a través del ente rector
encargado del trabajo como organismo competente, en coordinación con el Ministerio de
Cultura y Patrimonio, establecerán un régimen que norme las relaciones laborales en el
sector cultural, entre empleadores y trabajadores, profesionales, investigadores, creadores,
artistas, productores y gestores culturales con el fin de asegurar el reconocimiento de sus
derechos, modalidad de contratación, las condiciones de seguridad ocupacional y de
reducción de riesgos de trabajo en sus actividades, la regularización de las jornadas
laborales por tipo de actividad y, en general, el desempeño de sus profesiones en
condiciones legales, sociales y económicas dignas.

Art. 182.- De la Seguridad Social para el sector cultural. El Estado garantiza el derecho
a la Seguridad Social de los creadores, promotores, trabajadores y profesionales de la
cultura y el arte. El organismo competente a través de su primera autoridad establecerá una
modalidad de afiliación adaptada a las realidades profesionales del sector que contemple
mecanismos de aportación y recaudación flexibles posibilitando el acceso y disfrute alas
pensiones jubilares.

TÍTULO IX.- DE LAS INFRACCIONES Y SANCIONES
Capítulo 1.- Normas Comunes y Supletorias

Art. 186.- De las infracciones. Los hechos que contravengan a las disposiciones del
presente título, salvo que sean constitutivos de delito común, serán considerados como
infracciones administrativas graves o leves y serán sancionadas conforme a lo dispuesto en
los artículos siguientes.
Cualquier persona podrá, individual o colectivamente, denunciar la comisión de hechos que
se inscriban en las conductas determinadas en esta Ley ante las entidades competentes del
Sistema Nacional de Cultura, de acuerdo a la materia, o directamente en las oficinas del
Ministerio de Cultura y Patrimonio.

Art. 187.- Tipos de infracciones. Sin perjuicio de las responsabilidades civiles y penales
que pudieran establecerse en el fuero correspondiente, serán infracciones administrativas
las que se cometan por parte de las personas naturales o jurídicas, públicas o privadas,
contra el pleno ejercicio de los derechos culturales, la autonomía de la cultura, la
creatividad y las artes, el patrimonio cultural y la memoria social, la cultura de paz o las
que impidieren el cumplimiento de obligaciones institucionales en materia de cultura.

Art. 188.- De las sanciones. En el ámbito del Sistema Nacional de Cultura, se aplica el
siguiente régimen de sanciones:
a) Se sancionarán con multas de hasta veinte salarios básicos unificados las siguientes
infracciones leves:
1) Las expresiones y manifestaciones públicas, realizadas en forma presencial o por escrito que menoscaben el respeto a la diversidad cultural.
2) La restauración, rehabilitación o reparación de los bienes que pertenezcan al
patrimonio cultural del Estado sin autorización previa de la autoridad competente de
acuerdo con la presente Ley.
3) La falta de autorización para operar salas de exhibición, de acuerdo a la presente
Ley, a más de la multa producirá el cierre de la sala de exhibición hasta proceder al
registro y autorización correspondiente.
4) Por incumplimiento de las obligaciones de los distribuidores y exhibidores
cinematográficos establecidas en la presente ley, pudiendo disponer a más de la
multa la inhabilitación temporal o definitiva en caso de reincidencias.
b) Se sancionarán con multas de veinte a cuarenta salarios básicos unificados las
siguientes infracciones graves:
1) Impedir u obstaculizar el acceso a la memoria social y al patrimonio cultural.
2) Cualquier tipo de trabajo de excavación arqueológica o paleontológica sin
autorización previa emitida por el órgano competente. En este caso, además, se
procederá al decomiso de los objetos extraídos, de los instrumentos y útiles
empleados para la extracción;
3) Las acciones u omisiones de las y los servidores públicos que afecten la garantía de
los derechos culturales, la protección del patrimonio cultural y la memoria social, la
calidad de los servicios culturales y la probidad y transparencia de la gestión pública
a su cargo.
4) El incumplimiento a la obligación de reparar integralmente el daño causado en los
plazos establecidos por la autoridad administrativa.
5) La no suspensión de obras de remoción de tierras, a pesar de haberse encontrado
vestigios culturales, arqueológicos o paleontológicos.
El Ministerio encargado de la cultura y patrimonio actuará de oficio o a petición de parte en
la investigación, procesamiento e imposición de sanciones.
El pago de la multa que se impusiere por infracciones leves o graves no eximirá de la
responsabilidad de reparación total del daño causado sobre bienes patrimoniales y, su
incumplimiento dará lugar a las acciones legales correspondientes.

Capítulo 2.- Régimen de Sanciones Especiales

Art. 189.- Relativo a la destrucción de inmuebles patrimoniales. Sin perjuicio de las
acciones penales o civiles que correspondan, la destrucción total o parcial de inmuebles
patrimoniales, incluido áreas o sitios arqueológicos o paleontológicos, incluidos aquellos
considerados en el régimen transitorio de protección, la multa será proporcional al daño
causado hasta por cien salarios básicos unificados, sin perjuicio de reponer o reconstruir
integralmente el bien patrimonial, mediante todos los recursos técnicos posibles.
Cuando dicha destrucción parcial o total ha sido autorizada por servidores públicos, sin que
haya mediado su desincorporación como parte del patrimonio cultural, de conformidad con
la presente Ley, se dispondrá su destitución inmediata. Al tratarse de funcionarios de
elección popular se notificará al órgano competente para que opere similar efecto.
Individual o solidariamente serán responsables de las infracciones administrativas contra
bienes del patrimonio cultural nacional y aquellos que se encuentre bajo el régimen
transitorio de protección, el propietario, los titulares de cualquier derecho real y los
poseedores del respectivo bien del patrimonio cultural nacional; los contratistas y
administradores de la obra, los servidores públicos que la hubieran autorizado o permitido
por omisión, así como las y los autores materiales de la infracción.

Art. 190.- Del auxilio de la Fuerza Pública. La entidad competente del sistema nacional
de cultura podrá solicitar el auxilio de la Fuerza Pública y de los organismos de
administración regional, local o parroquial a fin de proteger el patrimonio cultural nacional.

Art. 191.- De la Prescripción. Las infracciones administrativas prescribirán luego de cinco
años contados desde que la autoridad administrativa tuvo conocimiento del hecho a
excepción de las infracciones sobre el patrimonio cultural que prescribirán al doble del
tiempo.

DISPOSICIONES GENERALES

DISPOSICIÓN GENERAL PRIMERA. Se considerarán como bienes del patrimonio
cultural nacional a todos los bienes que previo a la promulgación de esta Ley, hayan sido
declarados como patrimonio cultural nacional o del Ecuador por ministerio de la Ley o por
acto administrativo.
Aquellos bienes que se encuentren actualmente registrados o inventariados por el Instituto
Nacional de Patrimonio Cultural, pasan a ser considerados como bienes del patrimonio
cultural nacional. De existir bienes que no presten mérito o valor cultural, histórico o
simbólico, podrán ser desvinculados de acuerdo a la presente Ley y al reglamento
correspondiente.
Se reconocen del mismo modo a los bienes reconocidos y declarados como Patrimonio
Cultural Inmaterial, previo a la vigencia de esta Ley, los que se integrarán a la Lista
Representativa del Patrimonio Inmaterial.

DISPOSICIÓN GENERAL SEGUNDA. La autonomía de la que gozan algunas
instituciones del Sistema Nacional de Cultura, no las exime de ser fiscalizadas, de la
responsabilidad social, rendición de cuentas y participación en la planificación nacional.

DISPOSICIÓN GENERAL TERCERA. La autoridad competente notificará al Instituto
Nacional de Patrimonio Cultural de la incautación o decomiso de los bienes considerados
culturales o pertenecientes al patrimonio cultural para que determine su valor cultural,
histórico o simbólico. Dichos bienes serán transferidos al Ministerio de Cultura y
Patrimonio para su depósito, custodia, resguardo y administración dentro del Sistema
Nacional de Cultura.

DISPOSICION GENERAL CUARTA. Los actos traslaticios de dominio de bienes
muebles e inmuebles que se generen por el Ministerio de Cultura y Patrimonio en
referencia a la presente Ley, estarán exentos del pago de impuestos, tasas y contribuciones
nacionales y locales, así como de los derechos, tasas notariales y de registro de la
propiedad.

DISPOSICIONES TRANSITORIAS

DISPOSICIÓN TRANSITORIA PRIMERA. En un plazo de 120 días de aprobada la
presente Ley, el Instituto de Memoria Social iniciará sus actividades, con las atribuciones
establecidas en esta norma, y se integrará con el personal, trabajadores y funcionarios, que
actualmente laboran en la Subsecretaria de Memoria Social del Ministerio de Cultura y
Patrimonio.
Todos los repositorios bibliográficos, audiovisuales y documentales de carácter histórico,
así como los museos, incluidos los arqueológicos de sitio, de propiedad y gestión directa
del Ministerio de Cultura y Patrimonio pasarán a ser administrados por el Instituto de la
Memoria Social, en el ámbito de sus competencias, manteniendo, su unidad e integridad, de
acuerdo a las disposiciones contenidas en esta Ley y el reglamento correspondiente.
El Ministerio de Cultura y Patrimonio, emitirá las normas y procedimientos necesarios para
su plena integración y conformación, y adoptará todas las medidas necesarias para que se
integren los Directorios y su funcionamiento, se adopten todas las medidas técnicas y
administrativas necesarias para su correcto funcionamiento.

DISPOSICION TRANSITORIA SEGUNDA: En un plazo de 120 días de aprobada la
presente Ley, el Consejo Nacional de Cultura se transformará en el Instituto de Fomento
para las artes, innovación y creatividad, con las atribuciones establecidas en esta norma. El
Instituto de Fomento se integrará a su vez con el personal, trabajadores y funcionarios, que
actualmente laboran en las Subsecretarias de Artes y Creatividad y la de Emprendimientos
Culturales del Ministerio de Cultura y Patrimonio.
El Ministerio de Cultura y Patrimonio, emitirá las normas y procedimientos necesarios para
su plena integración y conformación, y adoptará todas las medidas necesarias para que se
integren los Directorios y su funcionamiento, se adopten todas las medidas técnicas y
administrativas necesarias para su correcto funcionamiento.

DISPOSICIÓN TRANSITORIA TERCERA. En un plazo de 120 días de promulgada
esta Ley, la Corporación Ciudad Alfaro se transformará en una entidad operativa
desconcentrada adscrita al Instituto de la Memoria Social, para lo cual se deja sin efecto lo
dispuesto en los artículos 3 y 6 del Mandato Constituyente No. 17 de 23 de julio del 2008.

DISPOSICIÓN TRANSITORIA CUARTA. Todas las entidades que conforman las
funciones del Estado, en el plazo de un año de expedido el reglamento correspondiente,
deberán, bajo supervisión del Instituto Nacional de Patrimonio Cultural, promover y
financiar el inventario de sus bienes culturales y patrimoniales, a través del Sistema de
Información Cultural.
En caso de extinción, fusión o escisión de las entidades públicas, se deja a salvo los
derechos del Ministerio de Cultura y Patrimonio sobre los bienes culturales y patrimoniales
existentes.

DISPOSICIÓN TRANSITORIA QUINTA. A partir de la promulgación del reglamento
de esta Ley, en un plazo de tres años se deberá contar con un sistema operativo de reservas
técnicas y culturales del país, así como el emplazamiento técnico definitivo del Archivo
Histórico Nacional.

DISPOSICIÓN TRANSITORIA SEXTA. Una vez publicado el reglamento
correspondiente en el Registro Oficial, las entidades u organismos del Sistema Nacional de
Cultura, cuya estructura ha sido modificada por ésta ley y que requieran definir sus
modelos de gestión tendrán un plazo de 120 días para su implementación.

DISPOSICIÓN TRANSITORIA SÉPTIMA. El Conjunto Nacional de Danza, se
transforma en la Compañía Nacional de Danza, Teatro y Artes Vivas del Ecuador, como
una entidad operativa desconcentrada adscrita al Instituto para el Fomento de las Artes,
Innovación y Creatividad de conformidad con lo establecido en esta ley.

DISPOSICIÓN TRANSITORIA DÉCIMA OCTAVA. La Orquesta Sinfónica de Loja,
cuya personería jurídica se reconoce mediante el artículo 1 de la Ley 33, publicada en el
Registro Oficial No. 183 de 29 de octubre de 1997, se transforma en entidad operativa
desconcentrada adscrita al Instituto para el Fomento de las Artes, Innovación y Creatividad.

DISPOSICIÓN TRANSITORIA NOVENA. La Orquesta Sinfónica Nacional, la
Orquesta Sinfónica de Guayaquil, la Orquesta Sinfónica de Cuenca, la Orquesta Sinfónica
de Loja, la Compañía Nacional de Danza y, en general, los elencos nacionales u
organismos similares de derecho público, en un plazo de 180 días pasarán a depender del
Instituto para el Fomento a las Artes, Creatividad e Innovación, en los términos
establecidos en la presente Ley.

DISPOSICIÓN TRANSITORIA DECIMA. Al Comité de Lucha contra el Tráfico Ilícito
de Bienes del Patrimonio Cultural se integra el Servicio Nacional de Aduana del Ecuador.
Todos los miembros del Comité deberán destinar los recursos necesarios y realizar las
acciones correspondientes a sus competencias para el pleno cumplimiento de los objetivos
en la lucha contra el tráfico y comercio ilícito de bienes del patrimonio cultural.

DISPOSICIÓN TRANSITORIA DECIMA PRIMERA. En el plazo de 365 días desde la
promulgación del reglamento de la presente Ley, los Gobiernos Autónomos
Descentralizados, en el ámbito de sus competencias implementarán las ordenanzas,
normativa e instrumentos correspondientes para el cumplimiento de esta Ley, y emitirán o
reformarán sus planes reguladores y régimen de sanciones municipales, de acuerdo a la
presente Ley así como a los lineamientos y política pública que para el efecto dicte el
Ministerio de Cultura y Patrimonio, a fin de conservar y proteger los bienes del patrimonio
cultural nacional.

DISPOSICIÓN TRANSITORIA DÉCIMA SEGUNDA. En un plazo de 180 días de
aprobado la presente Ley, el Centro Interamericano de Artesanías y Artes Populares, se
transformará en el Centro de Investigación de las artesanías y Artes Populares, CIDAP,
como entidad operativa desconcentrada, adscrita al Instituto Nacional de Patrimonio
Cultural, con competencias para la investigación del patrimonio inmaterial referente a las
técnicas artesanales, la promoción y formación de artesanos artífices, así como para la
gestión y administración del sistema de certificación de la artesanía fina en el Ecuador. Se
garantiza la estabilidad del personal, trabajadores y funcionarios que actualmente laboran
en dicha institución.

DISPOSICIÓN TRANSITORIA DÉCIMA TERCERA. La Junta de la Política y
Regulación Monetaria y Financiera, en el término de 180 días, deberá formular y aprobar la
política de financiamiento con tasas de interés preferente, cuando se trate de conservación,
mantenimiento y restauración del patrimonio cultural edificado en zonas urbanas y rurales,
debidamente inventariado. Esta política deberá priorizar a los residentes tradicionales en los
Centros Históricos y áreas patrimoniales, y desincentivará la especulación sobre
edificaciones patrimoniales.
Al tratarse de adquisición de inmuebles patrimoniales ésta se dirigirá preferentemente para
fines residenciales y usos complementarios en planta baja, para lo cual se considerará como
vivienda de interés social y, a efectos de establecer la tasa de interés aplicable,
independientemente del valor requerido para su adquisición.

DISPOSICIÓN TRANSITORIA DÉCIMA CUARTA. Una vez publicado el
Reglamento a esta Ley en el Registro Oficial, las instituciones u organismos del Sistema
Nacional de Cultura, cuya estructura ha sido modificada o han sido creadas por la presente
Ley y que requieran representación de la sociedad civil, deberán en coordinación con el
Consejo Nacional Electoral, convocar a elecciones dentro de ciento ochenta días para elegir
a sus nuevas dignidades, para el período establecido en cada caso.
El procedimiento para la convocatoria y elección previstas en esta disposición, se
determinará en la normativa que para el efecto emita el Consejo Nacional Electoral.

DISPOSICIÓN TRANSITORIA DÉCIMA QUITA. Por disposición de esta Ley, el
Consejo Nacional de Cine, se transforma en el Instituto del Cine y Creación Audiovisual
Ecuatoriano.

DISPOSICIÓN TRANSITORIA DÉCIMA SEXTA. Por disposición de esta Ley, los
recursos del Fondo Nacional de Cultura, FONCULTURA, pasarán a alimentar las líneas de
crédito y financiamiento determinadas por el ente rector de la cultura.

DISPOSICIÓN TRANSITORIA DÉCIMA SEPTIMA. En un plazo de 180 días se
creará la Fonoteca Nacional del Ecuador que será gestionada y administrada de manera
directa por el Instituto de la Memoria Social.

DISPOSICIÓN TRANSITORIA DÉCIMA OCTAVA. El Consejo Nacional de
Competencias en coordinación con el Ministerio de Cultura y Patrimonio, modificará la
Resolución No. 004-CNC-2015, publicada en Registro Oficial No. 514 de 03 de junio de
2015, a fin de que guarde concordancia con la presente Ley.

DISPOSICIÓN TRANSITORIA DÉCIMA NOVENA. En el plazo de 120 días de
aprobado el Reglamento de la presente Ley, los Gobiernos Autónomos Descentralizados,
en el marco de sus competencias, conformarán los Consejos Cantonales de Cultural y
Patrimonio.

DISPOSICIÓN TRANSITORIA VIGESIMA. El Ministerio de Cultura y Patrimonio en
coordinación con el ente rector de contratación pública, incluirá en el plazo de 90 días, en el
Clasificador Central de Productos, las obras, bienes y servicios artísticos y culturales que
podrán ser objeto de contratación pública.
A propuesta del Ministerio de Cultura y Patrimonio, podrán incluirse en la lista de
productores y productos priorizados en el Sistema de Compras Públicas aquellos
pertenecientes a los sectores de la creación artística, la producción cultural y creativa, en
coordinación con el ente rector de la contratación pública y las instituciones competentes.

DISPOSICION TRANSITORIA VIGÉSIMA PRIMERA. En el plazo de 180 días de
promulgada la presente Ley, los técnicos especialistas designados por el Ministerio de
Cultura y Patrimonio, auditarán las declaratorias sobre bienes, objetos y colecciones de
arte, a fin de verificar si se mantiene tal reconocimiento o si se promueve su
desvinculación, de acuerdo a la presente Ley.
Las políticas de desarrollo de colecciones del Museo Nacional, tomarán en cuenta dichas
declaratorias, para posibilitar la incorporación de dichos bienes a sus colecciones. El Museo
Nacional tendrá prelación en la adquisición de los bienes de arte declarados y reconocidos
como patrimonio.

DISPOSICION TRANSITORIA VIGESIMA SEGUNDA: En el plazo de 180 días de
aprobada la presente Ley, el núcleo Pichincha de la Casa de la Cultura deberá estar en
funcionamiento, para lo cual deberá emplear los espacios y optimizar las instalaciones del
edificio de los espejos de la Casa de la Cultura. A dicha entidad se adscribirán los elencos
de la Casa de la Cultura que reciban fondos públicos.

DISPOSICION TRANSITORIA VIGESIMA TERCERA: La Coordinadora de la Casa
de la Cultura tendrá el personal administrativo y técnico indispensable, para cumplir con
sus atribuciones de conformidad con el manual de puestos de la entidad, debidamente
aprobado por la autoridad correspondiente. Tendrá su sede en la ciudad de Quito en las
instalaciones de la vieja casona de la Casa de la Cultura.

DISPOSICION TRANSITORIA VIGESIMA CUARTA: Las instalaciones del Teatro
de Loja estarán destinadas a la música, el arte, el teatro, la danza y las artes vivas. Estará
bajo la administración de la Universidad de las Artes, entidad que deberá establecer un
modelo de gestión para su uso, apropiación, mantenimiento y conservación.

DISPOSICIONES REFORMATORIAS

DISPOSICIÓN REFORMATORIA PRIMERA. En la codificación de la Ley Orgánica
de Régimen Tributario Interno, publicada en Registro Oficial Suplemento No. 463 de 17 de
noviembre de 2014:

Agréguese el siguiente numeral en el Artículo 10:
"21. Los aportes privados para el Fomento a las Artes y la Innovación en Cultura realizados
por personas naturales o sociedades, siempre que no sea superior al 1% de los ingresos
anuales percibidos en el ejercicio fiscal anterior."

Agréguese el siguiente literal en el Artículo 41:
“o) Las sociedades que se constituyan a partir del primero de enero de 2017, cuya actividad
económica sea exclusivamente la relacionada con actividades culturales y creativas, estarán
exoneradas del anticipo al impuesto a la renta durante siete años, contados desde su
constitución. Para efectos tributarios se considerará como actividades culturales aquellas
que el ministerio del ramo determine mediante Acuerdo Ministerial.”

DISPOSICIÓN REFORMATORIA TERCERA. En la Ley de Seguridad Social
promulgada en el Registro Oficial No. 465 del 30 de noviembre de 2001:
a. Agregar al final del Artículo 73 a continuación del inciso 2:
"Se exceptúa al trabajador autónomo de la cultura quien tendrá la posibilidad de pagar las
aportaciones del Seguro General Obligatorio dentro del plazo de quince (15) días
posteriores al cuatrimestre a los que correspondan los aportes. Los afiliados bajo esta
modalidad deberán elegir al momento de su inscripción el pago mensual o cuatrimestral de
sus aportaciones y serán sujetos de mora sin perjuicio de la responsabilidad patronal en
caso de incumplimiento de esta ley”
Y a continuación de la frase:
Se excluye del cobro de multas por concepto de moras e intereses así como de
responsabilidad patronal, a las personas que realizan trabajo no remunerado del hogar, a los
miembros de la unidad económica familiar
Incluir: “y a los trabajadores autónomos de la cultura”

DISPOSICIÓN REFORMATORIA CUARTA. En el REGLAMENTO PARA LA
APLICACIÓN DE LA LEY ÓRGÁNICA DE RÉGIMEN TRIBUTARIO INTERNO
promulgado mediante Decreto Ejecutivo No. 374 en Registro Oficial Suplemento No. 209
de 08 de junio de 2010:
Agréguese a continuación del literal e) del numeral 11 del Artículo 28, lo siguiente:
 “Para efectos tributarios se considerará como patrocinio y organización de actividades
culturales aquellas que el ministerio del ramo determine mediante Acuerdo Ministerial.”

DISPOSICIÓN REFORMATORIA QUINTA. En el CÓDIGO ORGÁNICO DE
ORDENAMIENTO TERRITORIAL, AUTONOMÍA Y DESCENTRALIZACIÓN
COOTAD:
a)Sustitúyase el último párrafo del al artículo 144 por el siguiente párrafo:
“Los Gobiernos Autónomos Descentralizados podrán a fin de precautelar los bienes
inmuebles del patrimonio cultural que se encuentren en riesgo por destrucción o abandono
en su jurisdicción territorial, declararlo de utilidad pública y expropiar dichos bienes a sus
propietarios, para lo cual se requerirá un informe técnico del Instituto Nacional de
Patrimonio Cultural”.
b)Agréguese el siguiente artículo a continuación del artículo 545.1:
“Artículo 545.2.- El Instituto de Cine y Creación Audiovisual, emitirá los criterios y
parámetros técnicos para la definición de audiencias, clasificación de programación y
calificación de contenidos de los espectáculos públicos en la materia de su competencia de
conformidad con las disposiciones de la Ley Orgánica de Cultura.

DISPOSICIONES DEROGATORIA
a)Deróguese el Decreto Supremo No. 7 publicado en el registro Oficial No. 70 de 19
de enero de 1938.
b)Deróguese el Decreto Supremo No. 787 publicado en el Registro Oficial No. 894
del 22 de septiembre de 1975.
c)Deróguese el Decreto Supremo No. 2600, publicado en el Registro Oficial No. 618
de 29 de junio de 1978.
d)Deróguese la Codificación de la Ley de Cultura, publicada en el Suplemento al
Registro Oficial Suplemente No. 465 de 19 de noviembre del 2004.
e)Deróguese la Codificación de la Ley de Patrimonio Cultural No. 2004-027,
publicada en el Registro Oficial No. 465 de 19 de noviembre de 2004.
f) Deróguese la Ley de Fomento del Cine Nacional, publicada en el Registro Oficial
No. 202 de 3 de febrero del 2006.
g)Deróguese la Ley Orgánica de la Casa de la Cultura Ecuatoriana Benjamín Carrión,
publicada en el Registro Oficial No. 179 de 3 de enero del 2006.
h)Deróguese los Decretos Supremos y Legislativo mediante los cuales se crean las
Orquestas Sinfónicas de Guayaquil, de Cuenca y Nacional, respectivamente.
i) Deróguese la Ley de financiamiento de la Orquesta de Sinfónica Guayaquil y de la
Orquesta Sinfónica de Loja, publicado en el Registro Oficial No. 183 el 29 Octubre
1997.
j) Deróguese la Ley reformatoria a la Ley de financiamiento de la Orquesta de
Sinfónica Guayaquil y de la Orquesta Sinfónica de Loja, publicado en el Registro
Oficial No. 325 el 26 Mayo 1998.
k)Deróguese el Reglamento de Actividades Dirigidas al Patrimonio Cultural
Subacuático, expedido mediante Decreto Ejecutivo No. 1208, publicado en el
Registro Oficial 391 del 29 de julio del 2008
l) Deróguese el Acuerdo Ministerial No. 3555 publicado en el Registro Oficial 116
del 25 de junio del 1976
m) Quedan asimismo derogadas, a la entrada en vigencia de la presente Ley, todas las
disposiciones generales y especiales, incluidas los reglamentos, resoluciones,
acuerdos o cualquier tipo de norma de igual o inferior rango o jerarquía que se
opongan a lo dispuesto en la misma.

DISPOSICIONES FINALES

DISPOSICIÓN FINAL PRIMERA. El Presidente de la República en un plazo no mayor
de un año emitirá el Reglamento General a la Ley Orgánica de Culturas y aquellos que
sectorialmente se requieran para la operatividad de la presente Ley.
DISPOSICIÓN FINAL SEGUNDA. La presente ley entrará en vigencia a partir de su publicación en el Registro Oficio.

No hay comentarios.: